Grises: el reto de ser underground y vascos

La corista del grupo, Amancay Gaztañaga, relata a Dominical MILENIO la ilusión y emoción con la que el grupo viajó a México para que el público pudiera disfrutar la fuerza de sus conciertos en vivo.
El grupo Grises.
El grupo Grises. (Cortesía Origami)

Dominical

Este grupo vasco de electro pop, Grises, no es de improvisados. Su última producción, Animal, es su tercer álbum. Sus presentaciones de noviembre, aderezadas con ritmos del brit-pop, fueron un éxito en el Centro Cultural España y el Bar Caradura. En sus orígenes están Metallica y Placebo.

La banda está conformada por cinco elementos en total: además de Amancay, están Eñaut Gaztañaga en voces y guitarras, Alejandro Orbegozo en los sintetizadores, Raúl Olaizola toca el bajo y Gaskon Etxeberria en la batería.


Incursionar en un mercado musical como el mexicano no es nada fácil.

Es un reto importante. Sabemos que hay otras bandas que están pegando muy fuerte. Y culturalmente es un país con una gran riqueza, en música, en cine. Viajamos acá con las pilas muy cargadas para demostrar todo lo mejor de lo que sabemos hacer.


Animal es su tercer álbum, ¿qué evolución han tenido?

En este disco se plasma la unión de los dos anteriores.  Este se acerca mucho más a lo que hacemos en directo. Verás, en el primero era directo y hasta despreocupado. El segundo fue más elaborado, se grabó en estudio, con un sonido elaborado. Y es ahora que se intenta impregnar a todos los oyentes de la energía que tenemos en vivo.


Se tiene la creencia de que la propuesta española es un pop más establecido, digamos “cerrado”. Ustedes mezclan sonidos de la música inglesa y sintetizadores.

¡Es verdad! Quizá para España nuestra música sea un poco más fuerte que el pop que se suele escuchar. Pero nuestras influencias siempre son extranjeras. En lo personal me gusta mucho Metallica, lo he escuchado toda la vida. También escuchamos grupos que no son “poperos”. Creo que eso se nota en nuestra música y sobre todo se ve en nuestros conciertos “directos”, ya que son bastante salvajes.


Mencionabas que su música estaba influenciada por grupos como Metallica. ¿Qué otras bandas escuchas?

Una de las bandas más importantes para mí ha sido Radiohead, y me fascina New Order.  Como grupo, nos gusta Placebo.


¿Estas bandas afectan tu forma de cantar?

No necesariamente. Vocalista soy de rebote, porque yo soy violinista. Estudié esa carrera en el Conservatorio y siempre me atraen mucho más los grupos por sus arreglos instrumentales que por los arreglos de voz. Intento que la música me llegue a través de los instrumentos. Es lo que me “jala” primero. Lo vocal viene después.


¿Qué tipo de música mexicana ha escuchado?

Es una pena… una de las razones por las que también viajamos a México es para ver grupos y escuchar música. En España, con lo fácil que lo tenemos, porque tenemos el mismo idioma en común, no se programa mucha música mexicana.


De repente, hace un alto y eleva un poco la voz, recordando que si bien nacieron en España, son ciudadanos de la zona vasca.

Nosotros provenimos de la región vasca y estamos bastante alejados de muchas cosas de España. Ahí la música ranchera, de los mariachis, siempre ha gustado. Los vascos siempre hemos viajado mucho a Latinoamérica. Mi abuela escuchaba música ranchera, ¡qué cosa tan rara!


De la música española, también se conoce poco: Rocío Dúrcal, Miguel Bosé. De los ochenta, a Mecano, y de los noventa La Oreja de Van Gogh. ¿Por qué crees que se conocen tan poco apuestas como la suya?

Es muy difícil para un artista estar viajando. Es una pena porque no se pone nada de facilidades para muchos grupos. Claro, un Miguel Bosé es un artista con muchos medios y mucho dinero para hacer giras. Artistas underground, como podemos ser nosotros, vamos a México por una ayuda que nos proporciona el gobierno vasco. Así, el artista no puede acceder a escenarios de otros países, a sus promociones y a sus radios.


Al ser provenientes de la región vasca, ¿crees que reflejan su realidad social en sus discos y presentaciones?

Por ahora todo está muy tranquilo. Pero sí es un territorio con un sentir, con una lengua propia, con una cultura propia. Desde el alto al fuego de la banda terrorista ETA, todo ha cambiado. Incluso, la mala propaganda que podíamos tener gracias… (ríe ligeramente), gracias, gracias, gracias a Dios está cambiando.


¿Qué noticias se escuchan últimamente de México?

Ahora mismo es lo de los estudiantes. La desaparición de los jóvenes.


¿Qué pasaría si esto sucedería en España, si desaparecieran a 43 estudiantes?

Yo esperaría que la gente se organizara. Esperaría que los responsables de tal atrocidad pagaran por ello…


¿Sucede eso en España, pagan los culpables de la crisis?

Pero como en España también estamos viviendo una época en la que nadie paga por nada, y todas las autoridades competentes son una mafia. ¡No me mal entiendas! Creo en la democracia e imagino que los culpables pagarían por sus actos, pero hoy en día… no sé si sería así.