Presentan “Un padre no tan padre” en Guadalajara

Jacqueline Bracamontes, Héctor Bonilla y Benny Ibarra protagonizan la última comedia mexicana del año.
Jacqueline Bracamontes durante la presentación de “Un padre no tan padre”.
Jacqueline Bracamontes durante la presentación de “Un padre no tan padre”. (Cortesía)

Guadalajara

Con el lema “Suegro que ladra, no muerde”, junto a una furibunda cara de Bonilla en la cartelera se estrena la película “Un padre no tan padre”, que ya ha tenido un par presentaciones anteriores, en las galas del Festival Internacional de Cine de Morelia y en Hermosillo, donde se hizo un homenaje a Héctor Bonilla.

Raúl Martínez, quien dio un saltó de dirigir comerciales a su primer largometraje, en este caso de una película de comedia, habló de lo que significó dirigir a un elenco en el que figuraba Héctor Bonilla, de quien aseguró “es un profesional; es una persona divertidísima, es muy chistosa, muy culta, de lo que quieras platicar con él, puede hablar durante horas, pero también es una persona muy respetuosa de su trabajo y del trabajo de todos los que están alrededor”.

A propósito del guión, escrito por Alberto Bremer, mencionó el director de la película “desde que leía yo el guión me imaginaba la cara de Bonilla, se lo mandamos y cuando él lo leyó, aceptó. Él estaba terminando de filmar 7:19 y afortunadamente aceptó luego luego”.

Jacqueline Bracamontes, quien interpreta al personaje de Alma o la nuera buena de Don Servando, contó el proceso desde que recibió el libreto: “después de leerlo di un sí rotundo. Pero cuando me enteré que estaba embarazada, voy con nuestro director y le pregunté si ‘Alma’ podía estar embarazada me dijo que no, que ella había tomado la decisión de no casarse y no tener hijos, por eso adopta a René, fue un rollo, le dije que estaba embarazada, ¿cómo? voy a tener cuatro meses, ya sabes que para entonces ya se empieza a notar, tuve que hablar con Renata, mi bebé y le dije: tranquila, mi amor, estoy feliz de que vayas a llegar, vas a protagonizar una película, pero tienes que esconderte, y me hizo caso, porque a los dos días de haber terminado la filmación se me botó la panza.”

Sobre el reparto y los nuevos actores el director destacó algunos casos: “Sergio Mayer Mori, pidió permiso para castear, conocemos a sus papás desde hace mucho y le dimos la oportunidad, él se ganó su papel, compitiendo con otros actores. Hay otros que fue su primera vez, Natália Subtil, Yulian Diaz, del teatro venía Tina French. En el caso de Tim Ross, él es fotógrafo, es la primera vez, que ocupaba un lugar del otro lado de la cámara. Cuando le hablé del papel a Mercedes Gironella, que es quien nos hizo los cast, me dijo que era cumplía con las características del personaje, él se grabó con su celular y me gustó su actuación”.

“Un padre no tan padre” cuenta la historia de un anciano, olvidado por sus hijos, por su carácter cascarrabias y por su severidad. Tras ser echado del asilo por su carácter despótico, de “lord”, se diría hoy, es acogido por su hijo en San Miguel de Allende, donde se encuentra con más de una sorpresa: el hijo vive en unión libre, en una comuna hippie, con las personalidades más variopintas e inaceptables para un viejo conservador, chapado a la antigua.

El filme es una comedia, un estira y afloja entre un Servando, ya entrada la tercera edad y los conflictos de su no entender el mundo moderno. El filme se estrena el miércoles 21 en Cinépolis, en toda la república mexicana.

GPE