“No somos un ejemplo a seguir”: 'Super Shore'

El elenco que participará en la segunda temporada del show solo promete diversión.
Pidieron que la gente no se deje guiar por lo malo.
Pidieron que la gente no se deje guiar por lo malo. (Édgar Negrete)

México

Los integrantes que habitarán la casa de la segunda temporada de Super Shore están conscientes de las críticas a las que son sometidos cuando aparecen en pantalla golpeándose, emborrachándose o besándose con algún desconocido.

Aseguran que no es fácil aguantar todo lo que dicen de ellos, no solo de sus actitudes, sino también de su físico, del que constantemente se juzga a través de las redes sociales, donde a diario les llegan cientos de mensajes debido al impacto mediático que han tenido.

El reality show los llevó a otro punto de sus vidas, y si bien están agradecidos por todo lo que han logrado, precisamente gracias a estar frente al escrutinio de los espectadores, destacan que ellos no son un ejemplo a seguir y como tal no deberían imitarlos.

“Para nosotros, los cambios que hemos vivido al paso de las temporadas han sido favorables y si hacemos algo es para que la gente esté contenta, no es de nosotros dar un ejemplo a seguir. Nosotros somos como somos y vivimos la vida como cualquier joven de nuestra edad”, comenta Potro, uno de los integrantes de la casa.

“Mejor que imiten nuestras cosas buenas, no se dejen guiar por lo malo que ven ahí”, indica Talía, salida de Acapulco Shore, que recién se integra a Super Shore que estrena el próximo martes a las 22 horas por MTV.

Super Shore se trata de un formato en el que integrantes de distintas partes del mundo se reúnen a vivir en una casa para salir de fiesta, ligar, tomar mucho alcohol y conocer a nuevas personas. Diario hay un plan y eso se documenta a través del reality show. En esta ocasión el destino donde está ubicada la casa es en Costa del Sol, España.

“La experiencia fue increíble, porque ya sabemos de qué pie cojea cada uno”, destacó Sebastián, otro de los participantes.

Su misión, aseveran, es divertir a la gente: “La sociedad es un caos y solo queremos que la gente se olvide de las cosas malas y se entretenga cuando nos ve”, apuntó Igor.