Murió la mejor villana de las telenovelas

La familia de la actriz dijo que falleció en paz y se ha reencontrado con su hijo, Claudio Reyes Rubio; compañeras de trabajo destacan su legado actoral.

México

La actriz María Rubio, la reina de las villanas en las telenovelas mexicanas, falleció ayer a los 83 años y sus restos serán cremados hoy, para que después sus cenizas sean depositadas en una iglesia que solía visitar.

Familiares y amigos, después del medio día, comenzaron a llegar a la agencia funeraria Gayosso de Félix Cuevas para dar el último adiós a la primera actriz.

Leticia Calderón, Patricia Reyes Espíndola, Silvia Pasquel, Laura Zapata, María Sorté y Yadhira Carrillo fueron algunas de las actrices que acudieron al funeral.

“Sí, estamos todos muy tristes, también la diferencia de horas entre la partida Rogelio y María creo que nos pega doble a todos los que fuimos compañeros, amigos… es gente querida, para nosotros, que se va; irremediablemente todos vamos para allá, pero siempre duele perder un amigo”, comentó Silvia Pasquel antes de entrar a la sala donde se veló a la actriz que dio vida a Catalina Creel, la villana más exitosa de la pantalla, en el melodrama Cuna de Lobos.

Tras la muerte de Rogelio Guerra el miércoles; y ahora el fallecimiento de la actriz, Pasquel habló de la pérdida que sufre la televisión.

“Definitivamente son gente que ha dejado un legado y Doña María Rubio interpretó un personaje icónico como Catalina Creel, que hasta la fecha nadie ha podido superar”, dijo Pasquel.

Laura Zapata recordó a dos de sus grandes amigos, con quienes trabajó, destacó el hecho de que sus velorios coincidieran.

“Qué tristeza, amigos entrañables, amorosos, talentosos que han sido gran proyección en el mundo entero; con los dos trabajé, los llevaré en mi corazón. Mi querida María murió como mueren las personas buenas, en su camita”, dijo Zapata.

Al darle el pésame a la familia de María, Pasquel dijo: “Vengo a despedir a dos de mis grandes amigos, dos que se me van juntitos, es tremendo; Rogelio, un galanazo, muy comprometido siempre, me lo llevo en el corazón; y María, mi villana de todos los tiempos, es también una pérdida para el espectáculo, para la familia una gran pérdida para todos nosotros los actores”.

Georgina Pedret, viuda de Claudio Reyes, y Fernanda Pedret, la nieta de Rubio, estuvieron presentes y hablaron de este proceso: “Ya mi suegra estaba cansada y obviamente con la partida de mi Claudito (hijo de la actriz que falleció el 11 de noviembre), fue un golpe muy duro, fue difícil, pero ya están juntos, descansando; lo importante es que estuvo bien en sus últimos meses, murió en paz, muy tranquila, no sufrió, Bendito sea Dios, se quedó dormida”.

Pedret comentó que la actriz extrañaba mucho a Claudio, que lo único que ya deseaba era estar con su hijo, descansar en paz con él. 

CLAVES

EL DESTINO

A las 9 de la noche se realizó una misa en honor a la actriz y mañana se cremarán sus restos.

Las cenizas se depositarán en una cripta, en la iglesia donde solía ir la actriz, informó la nuera Georgina Pedret.

UNA MUJER QUE DEJÓ HUELLA

Por décadas demostró su capacidad actoral; sin embargo, el personaje de Catalina Creel en Cuna de Lobos, le dio el prestigio con el que traspasó fronteras.

Inició su trayectoria a los 14 años cuando regresó de España a México junto a su familia.

Actuó en Lágrimas amargas (1967), Lo que no fue (1969) y La Constitución (1970).

Tú eres mi destino (1984), Abandonada (1985), Cuna de lobos (1986), e Imperio de cristal (1994).

Participó en el festejo de Televisa por los 50 años del melodrama; se le hizo un tributo.

En 2010 participó en la serie Mujeres asesinas 3 (protagonizó el episodio “Las viudas negras”).

Su última participación fue en el papel de Inés de la Borbolla, en Una familia con suerte.

El 11 de noviembre de 2017, su hijo, el director Claudio Reyes Rubio, murió en un accidente.

A la pérdida de su hijo, la actriz entró en una depresión muy fuerte.