"Marco Polo" será más grande que "Game of thrones"

Tras triunfar en el drama y la comedia, ahora Netflix presenta su primera serie épica, filmada en Malasia, Italia y Kasajistán, producida por Harvey Weinstein.

Malasia

En el estado de Johor, en Malasia, se ubica el Iskandar, una región comercial en desarrollo destinada a convertirse en la zona más vibrante de ese país. Mientras tanto, en medio de la nada, se encuentran los nuevos estudios Pinewood, un impresionante complejo para hacer productos multimedia, el sueño de cualquier realizador. Ahí, John Fusco, guionista y productor, hace realidad uno de sus más grandes sueños: presentar las travesías de Marco Polo, la nueva serie de Netflix que se estrenará a las 12:01 del 12 de diciembre de este año.

Fusco, además de guionista, es un explorador nato. La idea de presentar la vida de Marco Polo se le ocurrió en un viaje a caballo donde cruzó Mongolia central. Tras elaborar el guión de la cinta de artes marciales Theforbidden kingdom de 2009, co-producción China-Estados Unidos, y que fue distribuida por The Weinstein Company, recibió una llamada de Harvey Weinstein, uno de los hombres más poderosos en Hollywood.

“Harvey me llamó, tenía a algunas personas en la línea y dijo: ‘voy a decir un nombre y todos en esta llamada saben lo involucrado que estás en el tema’. El nombre era Marco Polo, y yo respondí: ‘¿Cuándo empezamos?’. Desde esa conversación él compartió esa pasión, vislumbró lo mismo que yo y sabía que éste era el tiempo correcto”, dijo en exclusiva a ¡hey! John Fusco, desde una sala de los estudios Pinewood en Johor.

La producción de Marco Polo en ese lugar ocupa prácticamente el cien por ciento de sus instalaciones. Estamos hablando de cinco estudios de grandes dimensiones, tres backlots (o espacios para grabar al aire libre), y áreas de edición, post producción y planeación. Trabajan 270 personas construyendo todo tipo de cosas (desde sillas hasta puertas imperiales) y otras 135 en producción y diseño. Es un ambiente multicultural, gente de Thailandia, Malasia, Reino Unido, Italia e incluso México, dan forma a este monumental proyecto.

Dos preguntas son inevitables ¿Netflix va por la audiencia de Game of Thrones? ¿Es un show más grande? Las respuestas las tiene Dan Minahan, también productor ejecutivo, director de dos episodios y anterior productor de Game of Thrones y otras piezas destacadas de HBO como True Blood.

“Creo que está a la par de Deadwood o Game of Thrones, de hecho pienso que la escala es más grande porque estando aquí, en el sur de Asia, tuvimos que construir mucho, no hubo alguna locación que pudiéramos ocupar como set, había que construir. Teníamos que crear uno totalmente funcional, hermoso y estable para filmar (...) Tenemos este estudio impresionante donde prácticamente construimos un pueblo. No hay nada como esto”, expresó Minahan, emocionado por su nueva experiencia laboral.

Además de la unión de estos talentos, Marco Polo tiene a su favor las circunstancias actuales de la industria del entretenimiento: el brillo de la televisión (en particular de aquella hecha para sistemas de transmisión en línea) y el crecimiento de China como mercado consumidor.

“Seguro está la mente de mis socios en este proyecto y debe estarlo, es muy atractivo ver a Marco Polo como el primer viajero global, y también verlo como la primera súper carretera de la información, y tiene mucho sentido. Pero, para mí, es una cuestión de pasión, es una fortuna que todos los elementos que mencionas se conjuguen y que Netflix nos brinda el mejor formato posible para el show”, concluyó John Fusco, desde un lejano punto de Asia, donde sus sueños toman forma.