Mexicanos explotan su imagen en tv internacional

Ana de la Reguera, Karla Souza, Luis Gerardo Méndez, Gary Alazraki y Gustavo Loza ponen el sello mexicano a series que están por estrenarse.

México

Consolidar una imagen en la pantalla internacional no necesariamente se logra a través del cine, como ocurría hace algunos años; hoy en día esa ventana a Hollywood y a las plataformas digitales se abre con mayor frecuencia para los actores mexicanos, debido al valor de su trabajo.

Ana de la Reguera lo hizo con Terapia con Charlie y The Black List, pero, sin duda, una de sus participaciones de mayor proyección será la que resulte de su actuación en Narcos, serie original de Netflix que pondrá en la red una revisión sobre el cártel de Medellín y su líder, Pablo Escobar.

“Es la primera vez que me acerco a historias del narco, aunque me las habían ofrecido antes, no las tomé porque no me gustaba la esencia, pero aquí la gente va a entender qué pasó entre Colombia y Estados Unidos, cómo Miami enloqueció con el paso de droga”, dijo De la Reguera.

“Mi personaje es ficticio, pero cosas que hice fueron reales, como el robo de la espada de Simón Bolívar. Hay varias entrevistas sobre mujeres guerrilleras, leí mucho y vi mucho material sobre el surgimiento del movimiento M19 en Colombia, a finales de los setenta”, agregó la actriz.

Vender una idea para que una empresa como FOX desarrolle una idea original no es sencillo, debido a que estas empresas cuentan con un equipo de escritores base y de éxito, pero Gustavo Loza logró convencer a los ejecutivos de esta cadena de tv para producir la serie Run Coyote Run.

“Es una serie superior a todas las mexicanas, por el tema de los actores norteamericanos y las locaciones. Una serie mexicana cuesta unos 2 millones y medio de pesos por episodio, pero Run Coyote Run está por encima de eso”, dijo Loza sobre la serie que lo pondrá a nivel internacional.

“Es un monstruo que me persigue diario, pero a finales de septiembre arrancamos con el rodaje, por el momento estamos definiendo el elenco, la historia requiere de un mexicano y un norteamericano; además se filmará en el desierto de Arizona o Sonora, por tres meses”, agregó.

La pantalla de Sony se convirtió en un escaparate internacional para Karla Souza, quien luego de alcanzar la popularidad en México con Nosotros los Nobles tomó rumbo a Estados Unidos para salir de su zona de confort, y de esta manera dejar atrás los personajes de comedia.

How to Get Away with Murder fue la serie más vista en el 2014, rompimos récord en Estados Unidos y ahora se está viendo en 133 países. Comencé con el pie derecho en una máquina de competencia actoral de un nivel muy fuerte, hay una cantidad impresionante de actores, por eso este logro no solo se lo atribuyo al trabajo, sino también a la gracia de dios”, explicó Karla.

Para conseguir este personaje, Karla tuvo que realizar un casting con más de 3 mil actrices, “El personaje no era latino, pero cuando me avisaron que me quedaba yo los productores decidieron darle un giro. Para la segunda temporada tendré a una escritora solo para mi personaje”, añadió.   

Claves

Más en la red

- Así como Narcos llega a la pantalla de Netflix en las próximas semanas, lo hará Club de cuervos, una historia que desarrolló el mexicano Gary Alazraki para producir en conjunto con la empresa de tv por internet; Gary, al igual que Gustavo Loza con FOX, logró convencer a Netflix de su talento.

- La historia narra la vida de dos hermanos que heredan un equipo de futbol, ambos ponen en pantalla una lucha de poder, ambición y egos, dejando al conjunto deportivo en medio de la guerra familiar. Cuenta con las actuaciones de Luis Gerardo Méndez y Mariana Treviño.

- “En esta serie estamos explorando una comedia más negra, con personajes fuertes, pero el futbol solo es un tema de fondo para hablar del poder, la ambición y la familia; es una gran sátira del poder en malas manos, eso está muy de moda en los últimos tiempos”, dijo Méndez.

- Alfonso Herrera conquistó la pantalla de Netflix con un personaje gay en Sense8: “Me encantan los buenos proyectos, estoy aprendiendo cosas y esta no es la excepción, me siento contento por las decisiones que he tomado”, dijo Herrera, quien dejó atrás los melodramas y la música.