Arman la gran fiesta en "Acapulco Shore"

MTV promete una emisión al nivel de la franquicia "Shore" con un reflejo de los "millennials".
La emisión no contó con un guión, ya que serán los propios protagonistas quienes vivan estas aventuras.
La emisión no contó con un guión, ya que serán los propios protagonistas quienes vivan estas aventuras. (MTV)

Acapulco

Al igual que Jersey Shore, en Estados Unidos; Gandia Shore, en España, o Geordie Shore, en Reino Unido, Acapulco Shore en México es un programa de televisión que causará controversia por los límites que rebasarán sus protagonistas. La temática es exactamente la misma de emisiones anteriores, ocho individuos amantes de la fiesta que muestran parte del estilo de vida de cierto sector de la juventud actual, todo mostrado sin censura alguna.

“Generalmente los shores no tienen un proceso de censura, y MTV tampoco censura contenidos, de hecho somos una marca que se da a conocer por tener ese tipo de actitud hacia el público. Lo único que nosotros estamos haciendo es retratar lo que ellos hacen durante un mes, el lenguaje es el que ellos manejan, las borracheras serán las que ellos se pusieron, el sexo que hubo será el que hubo. Me parece que si censuramos algo le quitamos la esencia al show”, dijo Luis López, productor del proyecto.

Los capítulos fueron grabados en el puerto de Acapulco durante 34 días, sin guión. “Los chavos son los que hacen el programa, siempre tienen posibilidad de opción”, detalló López. La producción tuvo convenios con los emblemáticos antros del puerto “simplemente ellos decían hoy quiero ir al Baby, y entonces íbamos, como es. Y tienes condiciones muy adversas, porque tienes mil 500 personas en un antro y ellos no se van a limitar si hay una cámara o no”, agregó el productor, quien añadió que a un antro iban alrededor de 40 personas del staff.

El show no pretende dar ningún tipo de lección, simplemente es un reflejo del comportamiento de los millennials. “Ellos nos son modelos a seguir. Son chavos que están de fiesta y que así viven la vida, con el detalle de la cámara que los siguió durante este tiempo”, concluyó Luis López.