Despiden con emotivo adiós a El Profesor Jirafales

Rubén Aguirre, quien falleció ayer víctima de neumonía a los 82 años, será cremado después del mediodía en Puerto Vallarta; su familia aún no sabe dónde depositarán sus cenizas.

Puerto Vallarta

Con emotivas muestras de cariño como aplausos, llanto, alabanzas, rosarios y cantos de “Qué bonita vecindad…” fue como los pobladores de Puerto Vallarta despidieron a Rubén Aguirre, mejor conocido como  El Profesor Jirafales.

A la funeraria Celis, donde se realizó el velorio del actor, llegaron niños, jóvenes y adultos para darle el último adiós, luego de que falleció ayer a los 82 años a las 7:06 debido a neumonía.

Hoy a las 13:00 horas se oficiará una misa de cuerpo presente en el templo la Aurora y después será cremado.

En la capilla de velación se colocó una fotografía al lado del ataúd y a su alrededor decenas de coronas enviadas por amigos e instituciones, entre las que destacaron los arreglos florales que enviaron el Gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval; María Antonieta de las Nieves, La Chilindrina; y el Gobierno de Coahuila.

A Rubén Aguirre le sobreviven su esposa Consuelo de los Reyes, sus siete hijos y 16 nietos.

 Verónica Aguirre, su hija, afirmó que su padre decidió radicar hace nueve años en Puerto Vallarta.

“Como hija siento un gran orgullo, han sido unas muestras de cariño que no esperábamos, la mayoría de la gente es de Vallarta, que lo veían de repente caminando por el malecón y en la playa. Se han acercado con sus niños a despedirlo. Fue un hombre muy querido y eso me da un tremendo orgullo”, dijo mientras decenas de personas llegaban a la funeraria y rodeaban el féretro del actor para despedirlo.

Respecto a la posibilidad de rendirle homenaje a El Profesor Jirafales destacó:  “Nuestro homenaje es que lo estamos despidiendo como el pilar de nuestra familia, el homenaje que le hacemos es el que le hace una familia común a su patriarca, más allá de eso no lo sé, si alguna televisora lo haga. Él nunca fue afecto a los homenajes y nunca esperó esas cosas, siempre dijo que quería ser recordado como un hombre muy querido y lo logró. Lo estoy palpando a cada minuto aquí”.

Sobre los últimos minutos de vida de su padre, compartió que fue rodeado de cariño.

“Había mucha familia porque el miércoles fue su cumpleaños, vinieron sus hermanos y hermanas. Ya estaba delicado y malito. Creo que él estaba esperando vernos a todos juntos porque a partir de ahí ya fue relajándose y descansando. Nos despedimos a las 3:40 de la mañana.

“Se le veía la carita tranquila. Fue un hombre generoso que creó una familia unida, somos siete hermanos y 16 nietos. Su mayor gusto era que llegaran sus nietos, su familia fue muy importante”.

La hija del actor, dijo que “Después de la misa se procederá a la cremación y sus cenizas serán depositadas en una capilla, no tenemos definido dónde porque tanto en México, como en su tierra, Saltillo, y en Vallarta, lo quieren tener. Vamos a platicar con mi mamá para ver, cuál sería su voluntad, si él pudiera pedirla”.

Verónica explicó que su padre logró popularidad en Sudamérica por su participación en el programa El Chavo del Ocho y el Chapulín Colorado.

“Trabajó en un circo, pero nunca fue dueño, lo contrataban, pero recorrió Centro y Sudamérica pueblo por pueblo con el bendito circo, que a él le encantaba porque tenía contacto directo con la gente que le dio mucho más de lo que pensó,  y le dio la oportunidad de viajar mucho con  mi mamá, fue linda esa etapa”.

Sobre los actores que fueran compañeros de su papá en El chavo del Ocho, dijo: “Florinda Meza ha estado al pendiente desde que estuvo en Vallarta; en marzo vino a verlo y tuvieron un encuentro emotivo.

“Édgar Vivar es el tío y nunca se ha despegado de la familia, siempre se ha mantenido en contacto”, destacó.

“María Antonieta de las Nieves, está de viaje en una gira y está encontrando el momento de comunicarse porque tengo mi celular saturado.

“Carlos Villagrán me habló y cómo saben nunca tuvo conflictos con sus compañeros, por eso me expresan su respeto y cariño”.