“La comida es más que comer”: Mandi Ciriza

La directora de Canal El Gourmet habló de la importancia de la gastronomía mexicana y de la contrariedad entre el ‘boom’ de programas y la extinción de tradición de comer en familia.
La ejecutiva destacó la riqueza de la gastronomía mexicana.
La ejecutiva destacó la riqueza de la gastronomía mexicana. (Luis Ortiz)

México

De visita en México “solo por unas horas”, para “compartir con los clientes” las bondades y el crecimiento que ha logrado Canal El Gourmet; Mandi Ciriza, directora de la plataforma, cuya sede es Madrid; habló del crecimiento del mismo en comparación con otras cadenas de televisión y destacó por qué en un momento en el que el desarrollo y la evolución han acabado con la tradición de comer en casa, los programas de cocina se han multiplicado.

¿Qué representa México para El Gourmet a nivel audiencia?

México es un mercado que tiene un altísimo interés para nuestra compañía; los canales que yo llevo, de Estilo de vida, están funcionando fenomenal, pero queremos aumentar la distribución. Hay mucha tarea todavía.

He venido (a México) a contar a nuestros clientes que El Gourmet es un canal mexicano, porque la audiencia está respondiendo muy bien. Desde que empecé a trabajar para este canal, hace tres años, los ratings han aumentado más de 200 por ciento; y si hablamos del prime time mucho más, casi 400%, lo que demuestra que a la audiencia mexicana le gusta.

Yo sabía que iba a ser fácil, porque hoy en día México está en un lugar de honor en el ranking de las gastronomías mundiales, y es así porque la población mexicana tiene una habilidad y sensibilidad increíble para la comida y sabía que un canal como El Gourmet iba a hacer muy bien recibido.

Y difícil, por otra parte, porque hay mucho que producir, y eso cuesta.

Entonces empezamos a producir bastante contenido mexicano y la respuesta ha sido fantástica, y una vez que suben los ratings, aumenta la distribución y va a ser un camino fácil para llegar a una distribución total, porque si lo es en otros países; en México pues tiene que serlo mucho más porque la pasión por la gastronomía es la misma que podemos tener en el canal.

¿A qué atribuyes que el tema de la cocina se ha convertido en un gran atractivo para todas las cadenas de televisión?

Si ha sido un éxito en la televisión abierta, en la de paga; yo llevo más de 12 años al frente de un canal de cocina en España y ya veía venir esta situación, porque la cocina  es tan familiar, tan cercana, que a todos nos interesa.

Muchas veces se comente el error de pensar que un canal es solo para aquellos a los que les gusta cocinar y nada más lejos de la realidad. Un canal de cocina es para todo aquel que le gusta comer, que tiene interés de una forma u otra. A unos nos puede gustar la cocina light, a otros la saludable, a otros la tradicional, a otros para saber qué piden cuando viajan; la razón que sea, pero todos tenemos una relación directa con la cocina.

A mí me gusta mucho citar a Lord Byron, que decía que: ‘Desde el bocado de Eva, la felicidad del ser humano ha estado ligado a la comida”; y es una cita que resume el alma, el sentir, la esencia de El Gourmet.

Porque no solo todos comemos y disfrutamos de la comida, sino que además la comida es mucho más que comer, es hacer familia, sentarse a la mesa y compartir con los amigos, todos los momentos de tu vida; incluso la despedida de un ser querido, cuando se nos va, termina con una mesa llena de comida y todos compartiendo.

Entonces, si tú transmites eso, la gente lo percibe y si haces programa para todos los públicos (porque eso sí, no a todos les interesa lo mismo), pues la gente se va acercando.

En varias producciones el tema de la cocina se complementa con el aspecto cultural, se retoman los usos y costumbres de determinada zona o raza, es un aspecto muy oportuno, ¿no?

Cuando yo empecé a dirigir un canal de cocina, hace casi 12 años, me encontré con un recetario aséptico, frío y didáctico, nada más; pero yo soy una persona ligada a la cocina desde que nací, porque mi familia me ha inculcado ese valor que da la comida, de compartir, de tener buenos momentos de la familia; pues sabía que la cocina era mucho más y era lo que yo quería transmitir.

Antes de dirigir un canal de cocina fui de las primeras personas en España que hice reality, y lo hice pensando en que lo que nos distingue de los animales son los sentimientos; por eso creo que hasta una receta se puede contar con sentimientos. En El Gourmet trato de establecer vínculos emotivos en cada formato que hacemos. Que por más que sea un señor que te enseña a hacer pasteles, si a ti ese señor te atrae a nivel personal, más allá de lo buen pastelero que sea, ya es un poco amigo, ya tienes ese interés por saber cómo hace sus pasteles; porque ese sentimiento con el que hace su trabajo provoca un vínculo, una complicidad con la audiencia, aparte del valor didáctico.

¿Cuáles son los planes para seguir incrementando el impacto que tienen en México?

La idea es seguir produciendo contenidos que puedan ser de interés aquí. Por ejemplo, de lo más reciente que estamos haciendo es Abuelitas lindas; yo tenía ganas de hacer un programa más auténtico de la comida de más arraigo y tradicional de México, que es un país tan grande; entonces planeamos un formato de 22 episodios y cada uno está grabado en una ciudad distinta, y si funciona hacer una segunda temporada iremos a otras 22 ciudades.

Cada programa tiene el plato más tradicional de la zona, pero lo más interesante es que buscamos a la persona que hace ese platillo de toda la vida, las abuelas, y así surgió Abuelitas lindas, pues quién mejor que ellas que son expertas para hacer la receta; y la acción propicia la reunión familiar, que es el plus que aporta la cocina.

Dentro de la variedad que ofrecemos en el canal también estamos haciendo un programa con hombres que trabajan como cocineros, pero se han ido fuera de México y trabajan en Oslo, Dubái y Moscú, entonces, ellos nos platican la forma como salen adelante para realizar sus recetas, desde dónde consiguen los ingredientes.

El objetivo es tener un poco de todo en las 200 horas que grabamos al año.

En relación a otros países ¿en qué posición está México?

Ahora lo que más hacemos es producción mexicana y donde más distribución tenemos es en Argentina, pero también queremos eso para México. Hace algunos años percibían al canal como un canal Argentino, pero cuando yo entré a la dirección, me propuse que la producción en México fuera tan importante como la del sur; y lo hemos logrado, de hecho puedo decir que la mitad de la programación es local, lo cual es muy favorable para la audiencia porque el espectador mexicano es muy inteligente, exigente y con inquietud; y por supuesto que quiere sentir un canal como suyo, pero también quiere saber qué es lo que hay  en la cocina marroquí, entonces tenemos que encontrar un equilibrio en el contenido que ofrecemos.

En comparación con otras cadenas ¿cómo están ustedes?

Ahora hay un nuevo canal de gastronomía, Food Networks, antes éramos el único. Y te puedo decir que somos los campeones en la producción original en español, con 87 por ciento; en tanto que Food Networks produce 5 por ciento, TLC cero y Home& Health un 3.

¿Cuál es el ingrediente que le ha dado el éxito a El Gourmet?

La parte emocional, ese vínculo emocional que se produce con la audiencia, a través de nuestros programas.

¿Te gusta la cocina, cocinas?

Sí, me apasiona, pero cocino cada vez menos. Me gusta desde niña, somos nueve hermanos, mi madre era una gran cocinera y mi padre era del país Vasco, de una sociedad de hombres que se reunían para cocinar; entonces todos cocinamos, para mí es muy importante y eso lo transmites.

Creo que la cocina es el centro neurálgico de la casa, tiene que ser como era en la antigüedad, donde en la cocina se reunían, compartías, aunque es muy curioso, pero actualmente estamos viviendo un boom de contenidos gastronómicos y al mismo tiempo se cocina menos por la vida ajetreada que llevamos.

Las mujeres nos hemos incorporado al mundo laboral y esa madre generosa y sumisa que iba diario al mercado a comprar los ingredientes y se pasaba medio día preparando los alimentos para la familia está en vías de extinción.