Abandona Argentina equipo de' Top Gear'

Jeremy Clarkson, conductor del programa de BBC dijo que su equipo se tuvo que refugiar en Chile debido a un malentendido con una placa que recordaba la Guerra de las Malvinas.
El equipo casuó polémica con la placa de un auto.
El equipo casuó polémica con la placa de un auto. (Especial)

Santiago

El presentador estrella del programa ‘Top Gea’" de la BBC Jeremy Clarkson  dijo que algún miembro de su equipo pudo haber muerto cuando fueron atacados por ‘miles’ de argentinos que interpretaron que la matrícula de uno de los vehículos de su caravana aludía a la guerra de Las Malvinas, ganada por los británicos en 1982.

"Miles persiguieron al equipo hacia la frontera. Alguien pudo haber muerto", dijo Jeremy Clarkson en su cuenta de Twitter.

Agregó que el asunto de la matrícula "fue una coincidencia. Cuando nos lo hicieron notar, la cambiamos".

Los integrantes del equipo británicos de ‘Top Gear’, un programa de la televisión inglesa sobre automóviles, huyeron del país vecino y llegaron a la ciudad chilena de Punta Arenas, 3 mil 200 kilómetros al sur de Santiago.

"Representantes del Estado (argentino) vinieron y nos ordenaron salir del país", afirmó el presentador al periódico británico ‘The Sun’.

La huida se registró luego que fueron atacados por ciudadanos argentinos de la provincia de Tierra del Fuego porque consideraron que la patente de uno de los tres automóviles del equipo, un Porsche, aludía a la guerra de la guerra de Las Malvinas (conocidas como "Falklands" en inglés), ganada por los ingleses en 1982. Los otros vehículos eran un Lotus y un Mustang.

El automóvil de la discordia lucía la matrícula "H982 FKL".

Los británicos llegaron a Tierra del Fuego para filmar uno de los programas de la serie, pero el incidente suscitado por la matrícula controversial hizo que las autoridades del país les negaran el permiso de grabación, y la reacción de ciudadanos argentinos los hizo abandonar raudamente tierras argentinas.

"No sabíamos nada de la matrícula", insistió Clarkson a The Sun, donde tiene una columna. "Fue simplemente una increíble coincidencia, lo juro por la vida de mis hijos", agregó.

Los argentinos claramente no creyeron en que se tratara de una coincidencia, y eso lo demuestran fotografías al menos unos de los tres automóviles de la caravana británica que muestran ventanas completamente rotas. Las autoridades argentinas comprobaron que la matrícula del Porsche no estaba adulterada y que coincidía con los papeles del vehículo.

Los tres automóviles fueron abandonados en una carretera por los británicos en su huida hacia Chile, y luego fueron trasladados a la localidad argentina de Tolhuin.

La alcaldía de Ushuaia negó los permisos de filmación a los británicos y el secretario de Desarrollo Social y Derechos Humanos de la ciudad, Juan Manuel Romano, dijo en la víspera a la AP que "ellos han tomado la decisión de irse".

La caravana integrada por 31 personas y unos 12 vehículos salió escoltada de Argentina por gendarmería de ese país, que les permitió salir por lo que calificaron de "razones humanitarias". Ingresaron en la víspera a suelo chileno donde fueron custodiados por agentes de la policía uniformada chilena durante unos 170 kilómetros, hasta la frontera San Sebastián, informó el periódico local El Pingüino, de Punta Arenas.