Retratan los Wachowski la humanidad desvalorizada

"Sense8", nueva serie original de Netflix, con las actuaciones de Eréndira Ibarra y Alfonso Herrera, plasmará en la pantalla una crítica a la pobreza, la violencia y el machismo

México

La pérdida de los valores que delinean a los seres humanos y la indiferencia respecto a temas como la pobreza, la enfermedad, la violencia y el machismo, son elementos de partida para los Wachowski, quienes plasmaron en Sense8 un retrato sobre las problemáticas que vulneran al mundo actual; la serie se estrenará por la plataforma de Netflix.

“La serie tiene una crítica directa a la pérdida de humanidad, la pobreza, la inaccesibilidad de medicamentos para personas con VIH, la piratería de medicamentos, la cultura de la violencia en el mundo y muchos otros temas globales. En el caso de México vemos la inseguridad, el machismo y la violencia”, dijo Eréndira Ibarra, quien da vida a Daniela para Sense8.

Pero la invitación a reflexionar sobre estas problemáticas dista de lo que decenas de creadores proponen en sus historias; para Sense8 los Wachowski se nutrieron con elementos de la cultura mexicana. “Todo se analiza desde un ángulo humano, desde la lucha libre y el futbol, sus personajes explican por qué el poder y el pueblo se encuentran”, dijo la actriz.

“Alfonso Herrera, Miguel Ángel Silvestre y yo fuimos a la arena Naucalpan para una escena con extras, fue muy curioso, porque después dejaron entrar al público y se armó increíble. La gente de producción es de todas partes del mundo, pero no conocían la cultura de la lucha libre, fue todo un show verlos reaccionar con los luchadores”, agregó Ibarra.

Respecto a la presencia de luchadores en la pantalla de Netflix, la actriz comentó que se verán a Místico y La Parka. “Salen algunos luchadores, incluso Raúl Méndez se pone una máscara de la Parka, todo el tiempo hay guiños a la cultura de la lucha libre, porque están totalmente apasionados por las luchas, pero también por las problemáticas”.

A la cultura deportiva de este país se suma la revisión al tema de inseguridad y denuncia social, pues los Wachowski tomaron la cámara para registrar una de las marchas que se realizaron en la ciudad de México. “Cuando los Wachowski vienen  a hacer el callback, en México estábamos con el tema de la Telecom, regresan a filmar y acababa de ocurrir lo de Ayotzinapa.

“Con la segunda acción global por Ayotzinapa los Wachowski bajaron la cámara y grabaron la marcha. Hay imágenes que le darán la vuelta al mundo, esta marcha fue de las más creativas, la mujer de Lana Wachowski quedó impresionada, porque es activista de la comunidad LGTB y se identifica con la protesta social, igual que los Wachowski”, explicó Ibarra.

Respecto a la trama de Sense8, Eréndira compartió que aborda las vidas de ocho personas de distintas partes del mundo que, luego de sufrir un hecho traumático, se conectan de manera telepática, “empiezan a comunicarse, a hablar entre ellos, a parecerse y a aparecerse, cada uno de ellos tiene un mundo y sus elementos de peligro.

“Mi personaje es parte de ese peligro para uno de los Sense8, interpretado por Miguel Ángel Silvestre. Cuando leíamos el guión decíamos, cómo lo van a lograr, y para explicármelo diría que es como del tamaño de Lost, que en su  momento fue de las series más caras, pero con la magia de Héroes;  lo que pueda imaginar se queda corto”, dijo.

La aventura

Eréndira compartió que Sense8 es una de las mejores experiencias de su vida: “no podría estar más feliz, hemos visto poco, pero lo suficiente para saber que es extraordinario. El trabajo con los Wachowski fue de mucho compromiso, los tuvimos desde muy temprano en acción, de los directores con el corazón más grande que he visto en mi carrera”.

La actriz describió a su personaje como “una mujer que necesita mucho amor y no lo encuentra en su mundo, así que se mete en lo más profundo de la relación de Hernando y Lito para encontrar ese hogar que no consigue, porque vive en un mundo frívolo donde ella es mercancía, donde le dicen con quién se va a casar, ella está en busca de amor y de una familia”.

En relación a otros proyectos, Ibarra comentó que recién finalizó su labor en Surfeando, una historia para la cual se entregó al mar y el deporte acuático; le espera una nueva aventura junto a Tenoch Huerta, para el filme de Bernardo Arellano La noche de Franco, que retratará la maldad y violencia de la sociedad mexicana, pero desde un plano sobrenatural.