Presentan un linaje muy oscuro

"Bloodline", tras pasar la prueba de fuego con su primera temporada, anuncia la segunda entrega.

México

Los Rayburn llegaron a las pantallas de Netflix en Bloodline, una historia sobre una familia que resalta por sus oscuros secretos. La compañía de streaming anunció que continuará con el desarrollo de la trama con una segunda temporada, cuyo estreno se prevé para 2016.

El punto de quiebre de la historia dirigida por Todd A. Kessler, Daniel Zelman y Glenn Kessler es la llegada del hermano mayor, Danny, a la fiesta de aniversario de sus padres, quienes son un ejemplo en la comunidad y aparentemente viven en paz, administrando un exitoso hotel.

La irrupción de Danny es el punto de quiebre en el que la intachable familia de Los Cayos, en Florida, se ve oscurecida por la necesidad de esconder una serie de secretos que durante cada capítulo van desvelando que algo muy oscuro y criminal se ha cometido en el seno de ese hogar.

La actriz Linda Cardinelli, quien da vida a Meg, la abogada e hija menor de los Rayburn, habló del gran reto actoral que ha significado para su carrera. “Me fascina la idea de formar parte de una familia que hasta ahora no se había hecho; al principio, la serie parece ser un melodrama y conforme se desarrolla se va convirtiendo en un thriller”, dijo.

 Sobre su personaje, Cardinelli señaló que tiene un peso importante, pues se encarga de mantener la paz  de los Rayburn.

“Hay una parte de ella que se identifica con su familia. Aunque tiene un papel de pacificadora, no es totalmente fiel a quien es, pero no puede abandonarlos. Ni siquiera sabe que piensa diferente porque no ha salido del nido”, dijo.

El personaje de Meg tiene a su contraparte, su hermano mayor.

“Danny Rayburn, el personaje que interpreto, regresa al seno de la familia. Soy la oveja negra”, declaró sobre su personaje, en entrevista, Ben Mendelsohn.

Tras pasar 30 años alejado, viviendo en Miami, Danny llegará para hacerles recordar que hay una historia que les ha causado temor y vergüenza.

“Aquí el reto es mantener a la audiencia interesada en tu personaje. Esto es fantástico, porque nosotros tenemos pecados, además de diferencias en una familia aparentemente muy unida”, detalló Mendelsohn.