ENTREVISTA | POR VIANEY FERNÁNDEZ

Reed Hastings CEO de Netflix

Netflix surgió en 1997 y actualmente cuenta con 65 millones de usuarios en todo el mundo.

“Cada usuario es único, no es la masa”

México

La película Apollo 12 le 'reveló' su futuro. Y no es que Reed Hastings se haya decantado por la astronomía. Rentó la cinta en un Blockbuster, pero perdió el videocasete y tras seis semanas acumuló con el distribuidor una deuda de casi 500 pesos. Fue en ese momento cuando se le ocurrió que al mundo le hacía falta un servicio de renta de películas en el que el cliente pudiera tener acceso a un amplio catálogo y con la posibilidad de disfrutarlo a cualquier hora. Así surgió en 1997 Netflix, un servicio de tv a la carta que actualmente cuenta con 65 millones de usuarios en todo el mundo.

¿Qué le hace pensar que la televisión desaparecerá en un país como México, donde el 97 por ciento de los hogares tiene un receptor?

El cambio no será inmediato. La era de la tv abierta durará, quizá, hasta 2030, el video por internet continuará expandiéndose y terminará por absorberla. Nos ha costado entrar en América Latina, y aunque aún no es tan redituable nuestro mercado como en Estados Unidos, ya tenemos 5 millones de usuarios en esta región. Con la tv pasará como con el uso del caballo, era un medio de trasporte muy bueno, pero duró hasta que llegó el auto.

La mayoría de los mexicanos estamos acostumbrados a consumir contenidos de solo dos grandes cadenas, ¿cómo ha logrado conquistarnos Netflix?

Porque con nosotros puede elegir lo que quiere ver y hacerlo a la hora que quiera. En Netflix observamos a cada usuario como un canal, es decir, nuestra plataforma tiene 53 millones de canales atendiendo los gustos de cada uno. Por eso creamos los perfiles, las cuentas individuales, porque cada usuario es único, no es la masa.

Aquí solo 40 por ciento de la población tiene acceso a internet y aparte hay baja conectividad, ¿con qué otros obstáculos se han enfrentado?

Con la poca bancarización de la población, pues aunque parezca increíble, son pocas las personas que tienen una tarjeta de crédito, y quienes la tienen carecen de confianza para dar sus datos en línea. Pero no vamos a cambiar una sociedad o un país, nosotros tenemos que adaptarnos, por eso estamos comenzando a ofrecer las tarjetas de prepago que se venden en tiendas departamentales para hacer nuestro servicio barato y accesible a todos.

Están en el país desde hace 3 años y hasta este 2015 lanzarán la primera producción mexicana, Los escorpiones ¿Por qué tomó tanto tiempo una producción propia?

Porque no habíamos hecho producciones propias. Acabamos de empezar con House of cards hace tres años. No es que México no estuviera listo, o nosotros, es que ahora estamos haciendo una en Colombia, una en México, una en Francia. Una vez que tuvimos éxito con una serie propia, ahora iremos a más países. Tenemos a China y Japón en la mira.

Usted es un catador de series, pero ¿cuál es su favorita y por qué?

Actualmente, Bojack Horseman, porque está loca, es el programa de tele más loco que he visto. Lo que hacen los guionistas es crear personajes de gente como nosotros, pero con cabezas de animales... y te das cuenta hasta los cinco minutos porque están teniendo una conversación normal pero están animados. Es una comedia de situación, una completa locura.

Su compañía ha cambiado la industria del entretenimiento no solo para el espectador, también para productores, directores y actores, quienes ahora están migrando del cine a las series...

Tenemos un gran grupo en Beverly Hills, en Los Ángeles, que se encarga de crear relaciones y conocer a la gente adecuada. Un tercio de la compañía está ahí. Los primeros a quienes buscamos, como Kevin Spacey, implicaron muchos riesgos, sobre todo para ellos porque éramos gente desconocida. Ahora nos ha ido muy bien con House of Cards, The Orange is the New Black, Daredevil y Better Call Saul y eso ha hecho que más gente quiere trabajar con nosotros en series exclusivas.

¿Le molestan los spoilers y todo el mercado que hay alrededor de éstos?

Si pensamos en los libros, siempre han tenido spoliers, porque las editoriales liberan toda la novela de una vez y la gente aprende a no arruinar el libro, a no revelar el final de cierta novela, por ejemplo. La gente se adapta a esto. Un caso muy significativo es el de Breaking Bad, probablemente 10 veces más personas vieron la serie cuando terminó que cuando estaba en curso. No es un gran problema, todo está en que sea una buena historia.

¿Es por eso que no tiene problema en subir una temporada completa?

Sí, exacto. Vemos la serie como el mercado ve el mundo de los libros.

Netflix cambió la industria con la tv on demand, pero ya otros se están subiendo al barco como Amazon...

Amazon es una competencia muy pequeña, la más grande es HBO y FX. Tenemos diferentes competidores, pero Amazon no es en particular una amenaza. Hay muchas personas haciendo video en el mercado, eso no lo podremos evitar, la clave del éxito está en el tipo de contenidos que ofrecemos.

¿Como modelo de negocios evitarán la financiación por anuncios comerciales?

Si, totalmente. A la gente no le gusta ser molestada cuando va al cine, ni ser interrumpida mientras ve una película en casa, ¿por qué habíamos de hacerlo nosotros?


******************


Club de cuervos

Es la primera serie mexicana de Netflix. Se estrenará el 7 de agosto dirigida por Gary Alazraki, director del filme Nosotros los Nobles. La comedia es una crítica al futbol mexicano en la que dos hermanos heredan un equipo de soccer en decadencia; los egos y excesos de los jugadores meterán en problemas a los nuevos propietarios.