La hermana mayor de los Súper Kids: Arith

Desde muy joven comenzó a trabajar en el programa "Las Muñequitas" como botarga, pero hace 8 años decidió que era momento de volar y pidió la ayuda de Vita Uva, con quien trabaja desde entonces.
Arith aconseja a los pequeñines para que sean buenos en sus hogares.
Arith aconseja a los pequeñines para que sean buenos en sus hogares. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

La carrera de la joven Arith Esquivel ha sido larga. Pero fructífera. Comenta que ya tienen once años como Súper Kids y ella habla de sus comienzos en el ambiente.

"Antes nosotras trabajábamos para "Las Muñequitas", que son un programa de Monterrey y aquí había una sucursal. Yo duré como 8 años trabajando, entré muy jovencita como botarga. Me dediqué a los niños estudiando comunicación".

Tras salir de las "Muñequitas", ella y su hermana decidieron hacer algo aparte de ese programa, aunque el formato es muy parecido porque se dedica de lleno a los niños.

"Le pedimos hace ya casi once años a Vita Uva la oportunidad de estar en su programa y desde entonces, estamos aquí", comentó.

Son característicos los vestuarios que tienen que estar renovando constantemente, ya que conforme va cambiando la moda, ellas tienen que ir haciendo variaciones.

"Creo que la educación empieza desde los padres. Nos hemos topado con niños muy crueles y dicen las cosas como son, pero es primordial que respeten a los demás".

Antes usaban shorts, overoles, ahora usan falditas con shorts y crinolinas, todo para que los niños no se aburran y también hacen cambios en los personajes.

Pero el favorito es el famoso "Coco", que es de lo peor. La gente mayor es la que lo pide más y como se presentan en espectáculos para particulares, siempre les solicitan que no falte el "Coco".

"Hacemos muy padre mancuerna. El nos dice "piratonas", es muy tosco, muy rudo. En cada familia hay un niño que es tremendo y canijo y así. Eso es el "Coco"".

Arith tiene un niño de trece años. Sobre su hijo, platica que es un niño muy serio y que no le gusta mucho que digamos el ambiente del espectáculo, aunque desde chiquillo ha estado con ellos.

A lo largo de este tiempo ha aprendido que los niños son más inteligentes, más listos y que por eso es necesario hacer cambios, por que son un público al que es difícil sacarle una sonrisa.

"Si hemos aprendido mucho de ellos y nos gusta trabajar con niños porque siempre van a haber niños y ves de todo, desde los tremendos hasta los más nobles, te los encuentras en todos lugares".

Su postura en el espectáculo es como de la hermana mayor, la que pide no hacer cosas malas y que los niños se porten bien. La que aconseja.

"Les podría decir a los papás que dejen ser a los niños, pero es necesario que les enseñen sobre todo a respetar".