‘Miami Vice’ cumple 30 años

A este programa se le considera como una plataforma que dio a conocer ante el mundo la ciudad de Miami.
Miami Vice cumple 30 años al aire.
Miami Vice cumple 30 años al aire. (Especial)

Miami

La serie Miami Vice cumple 30 años, y desde su creación ha sido considerada la plataforma que dio a conocer ante el mundo a esta ciudad del sureste de Estados Unidos y que también la ayudó a resurgir.

Con una trama que combinó la moda y los lujosos convertibles, yates y hoteles con problemas de tráfico de cocaína y prostitución, la cadena NBC dio a conocer esta ciudad de Florida que durante los años ochenta estaba en decadencia.

"Miami Vice fue un show increíble, porque cambió completamente la imagen de Miami en el mundo", dijo recientemente el conocido productor musical cubanoamericano Emilio Estefan, quien hace eco del impacto que ha tenido la serie en la arquitectura, la moda y el diseño de la ciudad durante las últimas tres décadas.

La serie, que se transmitió durante más de cinco años, a partir de septiembre de 1984, ha tenido desde entonces una gran influencia que ha perdurado como todo un fenómeno de la cultura pop estadounidense.

Vestidos de forma impecable, los detectives "Sonny" y "Rico" protagonizaron esta serie policiaca en la que luchaban contra los narcotraficantes a la vez que daban a conocer una exótica ciudad.

A medida que avanzaban en sus investigaciones, los detectives mostraban la gran variedad étnica y racial del lugar, que además gozaba de un clima tropical y de la belleza de sus mujeres, que marcaban las tendencias de la moda.

Interpretados por Don Johnson, ahora de 64 años, y Philip Michael Thomas, de 65, estos policías secretos también inspiraron las tendencias masculinas, al ser los pioneros en el uso de camisetas debajo de las chaquetas estilo Armani remangadas hasta el codo, así como trajes de lino de cortes holgados y colores pasteles.

La innovadora serie también puso de moda el "look" sin afeitar, los lentes de sol marca Ray-ban y los zapatos sin medias.

La serie influenció lo que es hoy el famoso balneario de South Beach, donde se grabó gran parte del programa, lo cual a la postre influyó también en su renacimiento e incluso en la restauración y preservación de su entonces dilapidada arquitectura Art Deco.