"Es absurdo agredir a la clase trabajadora": Jaime Camil

"Cuando veo a 'Ladies de Polanco' y el señor que cachetea al cuate de seguridad de su edificio porque no tiene un gato para cambiar su llanta, esas cosas son absurdas", comentó el actor.
El CinemaFest en el que Jaime Camil será padrino se desarrollará del 14 al 23 de noviembre.
Jaime Camil protagoniza Qué pobres tan ricos. (Especial)

México

En la telenovela "Qué pobres tan ricos" Jaime Camil da vida a Miguel Ángel Ruizpalacios, un millonario exitoso y bastante orgulloso, que por las vueltas del destino se ve obligado a vivir con la pobre familia Menchaca. Aunque el galán de melodramas mexicanos viene también de una familia privilegiada, afirmó que es totalmente diferente al personaje que interpreta.

"Los medios dicen 'pues si sale de él en la novela', pero no es el caso", dijo en entrevista telefónica con AP en la Ciudad de México desde el foro de la telenovela, que se transmite actualmente por Televisa en México y Univisión en Estados Unidos. "Tuve la suerte de tener unos papás que me educaron muy bien, me educaron enseñándome que el ser humano vale por lo que es, no por lo que tiene, me enseñaron siempre y me educaron a respetar a todas las clases económicas".

Camil, que próximamente volverá al cine con "Los árboles mueren de pie" y cuya exitosa cinta "Pulling Strings" sale en DVD el 25 de febrero, dijo que más allá de la familia en la que le tocó nacer, su buena fortuna se la debe a sus 20 años de trayectoria artística. "No he parado de entregarme con respeto y con entrega absoluta a mi profesión", expresó.

Hijo del empresario Jaime Camil Garza y la pintora brasileña Cecilia Saldaña Da Gama, lamentó que en México exista un fenómeno de discriminación por clases muy fuerte y destacó que medios de difusión como YouTube hoy permiten que esto se conozca más allá de las fronteras.

"Cuando veo los famosos videos de las 'Ladies de Polanco' y el señor que cachetea al cuate de seguridad de su edificio porque no tiene un gato para cambiar su llanta, ese tipo de cosas son absurdas que sigan pasando, es verdaderamente absurdo que todavía haya personas que crean que el poder o el estatus económico te lo da agredir o sobajar a la clase trabajadora, es lo más absurdo y ridículo que hay en la faz de la Tierra", dijo sobre videos que escandalizaron a México en los que personas de clase alta abusaban de sus empleados e incluso de policías.

"Internet y tantos medios que tenemos de obtener la información ayudan a que todo mundo se sensibilice y vean que todavía existen gentes, como diría Eva María León Jaramillo (su personaje de 'Por ella soy Eva'), neandertales, babosos, que creen que por alguna razón no tienen que respetar a su prójimo", añadió.

En el caso de Miguel Ángel, estas lecciones las aprende gracias a su relación con los Menchaca y sobre todo de su hija mayor, la tenaz María Guadalupe (interpretada por Zuria Vega) de quien llega a enamorarse".

"No es la clásica relación de los protagonistas, es una relación muy real, muy verdadera", dijo Camil sobre la pareja protagónica.

La madre de Miguel Ángel, Ana Sofía Romagnoli Tolentino viuda de Ruizpalacios, es una alcohólica interpretada por la primera actriz Silvia Pasquel.

"(Silvia) es una amiga de muchísimos años. Es padrísimo que sea mi mamá", dijo Camil, al tiempo que agregó que "todos nos entregamos a la historia con respeto, no hay estrellismos, no es de a ver quién es el más bonito".

Camil fue quien le planteó la historia a la productora Rosy Ocampo durante las grabaciones de "Por ella soy Eva". Una amiga colombiana le había mencionado la novela original, "Pobres Rico", porque cuando veía a Juan Pablo Raba no dejaba de imaginarse a Camil en ese personaje. "Me decía: 'es una historia que parece hecha para usted, usted la podría hacer muy bien''', relató Camil.

Así fue como Camil y Ocampo, a quien hoy llama su amiga, llegaron a su cuarto proyecto juntos en una mancuerna que se remonta a "La fea más bella" de 2006.

"La situación de comedia que manejamos me encanta", dijo Camil. "A veces en los proyectos latinos las comedias son muy burdas, muy como de payasadas, de hacerte el chistoso, de caricaturizar a los personajes y lo padre de esta situación de comedia, que dirige magistralmente Benjamín Cann, es que todo es serio, lo que hace la comedia es la situación por la que están viviendo los personajes".

La gran lección de la novela, dijo, "es que la unión y el amor familiar sobrepasan cualquier nivel socioeconómico o cultural".