"House of Cards" y los tiburones de la política están de regreso

Los 31 millones de suscriptores de Netflix podrán ver la temporada completa, como lo permite este nuevo modo de distribución.

Washington

Los tiburones de la política en Washington están de regreso: la segunda temporada de "House of Cards", producida por Netflix y protagonizada por un Kevin Spacey más cínico que nunca, se estrena mañana.

El servicio estadounidense de videos online por suscripción publicará de una sola vez, como ya lo hizo para la primera temporada, los 13 nuevos episodios de una hora de duración cada uno.

Así, los 31 millones de abonados de Netflix en Estados Unidos, Canadá, América del Sur, Reino Unido, Holanda y los países nórdicos podrán ver la temporada de un tirón, como lo permite este nuevo modo de distribución de contenido audiovisual.

En esta segunda parte, el ganador del Óscar Kevin Spacey retoma su papel del temible congresista Frank Underwood, que no titubea a la hora de saciar su sed de poder e influencia, junto a su esposa y cómplice Claire, interpretada por Robin Wright, y la joven y ambiciosa periodista Zoe Barnes, encarnada por Kate Mara.

"Obviamente, no hay que decir mucho sobre lo que va a pasar, a la gente no le gusta saber de antemano y eso está bien", dijo Spacey en declaraciones al diario The Sun de Baltimore, en Maryland (este), donde se filma la serie.

Netflix ya ha ordenado una tercera temporada e incluso dejó entrever que habría una cuarta de esta serie nominada nueve veces al Emmy, el Óscar de la TV en Estados Unidos, que ya le valió un Globo de Oro como mejor actriz a Robin Wright.

"Creemos que hay material para grandes guiones" para continuar la serie, dijo a la AFP Joris Evers, portavoz de Netflix.

La capital estadounidense es la estrella de otra serie en la cadena ABC, "Scandal", con Kerry Washington, cuya tercera temporada se iniciará el 27 de febrero, y de "Homeland", de la cadena de cable Showtime, en su cuarta temporada.