Da Fernanda Tapia voz a causas sociales

La locutora presentará nuevas historias de personas que benefician a un sector de la población. 
Fernanda Tapia recolectó historias de ciudadanos ejemplares.
Fernanda Tapia recolectó historias de ciudadanos ejemplares. (Especial)

México

En contraste con las situaciones de violencia que diariamente se ven en la televisión, Fernanda Tapia considera que los televidentes agradecerán contenidos que reflejen otra cara de México, como lo hará con Hacer el bien, programa donde expondrá casos de individuos comprometidos con la sociedad.

En un recorrido por varios estados de la República y las fronteras del país, la comunicadora recolectó historias de ciudadanos ejemplares que, con acciones individuales o a través de alguna fundación, ayudan a los más vulnerables.

"Canal Once lleva una investigación larga, ardua, donde influyen muchas cosas: que se encuentre a la organización, que sea de rubros diferentes, que se puedan abrir las puertas. Por ejemplo, con la de Water station llevábamos dos o tres intentos de acercarnos a ellos y hasta esta vez se nos hizo, por la época del año. Hasta de la migra nos teníamos que esconder, nos cayó y nos estaban sacando a palos del lugar, cuando vieron que eran las cámaras de Canal Once se apaciguaron", relató la conductora.

Restando importantancia al peligro de entrar con cámaras a colonias donde impera el narcomenudeo o las pandillas, Tapia trabajó en el desarrollo de diversos casos que serán presentados por Canal Once a partir del 13 de marzo, y que serán distribuídos en 13 capítulos de 30 minutos de duración.

En Tijuana, Tapia desarrolló un reportaje de la casa del menor migrante, donde los encargados apoyan a los niños que cruzan la frontera con ropa y alimento y también cruzó la fontera para llegar al desierto de California, donde un grupo de personas ubican depósitos de agua para que a su paso, los migrantes no mueran de deshidratación.

En conferencia de prensa se dieron cita algunos representantes de las fundaciones que serán nombradas en los programas, como Casa Paco, que desde hace más de dos décadas recibe a niños en situación de calle y les da estudios y la brigada callejera que ofrece información a las trabajadoras sexuales referente a sus derechos y a los métodos de prevenir enfermedades de transmisión sexual.