Bill Murray acompañará a Letterman en su despedida

El cómico ha estado en 44 ocasiones acompañando al conductor, por lo que se ha convertido en uno de los amigos más cercanos del show.
Este miércoles terminará el programa de Letterman que ha estado al aire por más de tres décadas.
Este miércoles terminará el programa de Letterman que ha estado al aire por más de tres décadas. (AP)

Nueva York

Bill Murray ha llegado al programa de David Letterman vestido como Liberace, jinete y futbolista, ha volado sobre el set disfrazado de Peter Pan y ha hecho ejercicio mientras canta "Let's Get Physical", además de meterse en un contenedor de basura con agua y desechos. Pero esta semana llegará para decir adiós.

La 44a y última aparición de Murray el martes marcará el final de una relación única y perdurable en entre un invitado y un presentador de la televisión nocturna con años de humor raro de dos cómicos cuyas sensibilidades parecen perfectamente sincronizadas.

Letterman terminará sus 33 años como presentador nocturno al día siguiente.

Murray, ex miembro de "Saturday Night Live" convertido en estrella de cine, fue invitado al primer programa de Letterman de "Late Night" el 1 de febrero de 1982, y el 30 de agosto de 1993 en su debut en el "Late Show" de CBS. Otras personas fueron más veces al programa de Letterman como Marv Albert, Regis Philbin, Tom Brokaw y varios más, pero ninguno lo hizo de una manera tan memorable como Murray.

"Es uno de los grandes invitados de todos los tiempos a los programas de entrevistas", dijo Rob Burnett, productor ejecutivo de "Late Show".

Antes del primero de los 6.028 programas de Letterman como presentador, Murray llegó a una junta y mencionó hacer una broma sobre el éxito de Olivia Newton-John, dijo Paul Shaffer, el director de la banda de Letterman. Después Murray desapareció y no hizo nada de ensayos, ni siquiera se presentó al estudio hasta después de que comenzó la grabación, dijo. Había mucho nerviosismo. Finalmente se presentó e hizo una rutina exagerada con la canción, que incluyó sacar a una mujer del público.

"Billy nos mostró desde el primer día cómo se podían hacer las cosas, lo libre que podía ser el programa", dijo Shaffer.

Una grabación de su primera participación demuestra que había una química increíble entre los dos hombres desde el principio. Ambos se entendían y disfrutaban estar cerca y les encantaba tratar de romper los límites de la comedia. Nuca se sabía qué esperar, y Letterman se dejó llevar como no lo hacía con ningún otro.

"Voy a hacer que cada segundo de tu vida sea un infierno a partir de ahora", bromeó Murray en ese primer programa.

Murray se vistió de Liberace para festejar el 20 aniversario de "Late Show" y llevó un perro french poodle, además de llegar en un auto blanco. Fingió no acordarse de cuando escribió "Dave" con spray en el escritorio del presentador dos décadas antes pero sí se acordó que había olvidado algo. Tomó una navaja para cortar la alfombra y un pico y un taladro para abrir el piso y "descubrir" una cápsula de tiempo, lo cual hizo tan seriamente que nadie podía aguantar la risa.

Un día de otoño Murray dijo: "¿Sabes qué extraño, el olor de las hojas secas".

Entonces cayeron unas hojas sobre Letterman y su escritorio y los dos sacaron unas aspiradoras para limpiar el set.

"Parece tonto y desaliñado, pero es muy inteligente, muy sofisticado y entiende la comedia a su más alto nivel", dijo Burnett. "Bill al igual que Dave nunca se va por lo más obvio, a su manera ambos entienden todo y tienen una visión que está 10% chueca. De alguna manera Bill encarna la sensibilidad del 'Late Show' y sabe cómo maximizarla para lograr un mayor efecto".

Quizá por sus antecedentes "Saturday Night Live", Murray trabaja con los guionistas y hace que sus participaciones sean especiales, dijo Burnett.

Steve Martin es parecido pero sus participaciones están estrictamente preparadas en el guion. Murray le agrega improvisación. En una ocasión Burnett y su equipo trabajaron varias ideas con Murray. Una era que Murray le daría un descanso al equipo de producción y comenzaría a operar las cámaras en el programa. Otra idea era que Murray dijera con un tono meloso "hace falta más amor en el mundo". En el programa tomó una cámara y la llamó "La cámara del amor de Bill Murray " y comenzó a jugar con el público.

"La idea de Bill fue millones de veces mejor a las ideas que teníamos por aparte", dijo Burnett.