Compiten "narcos" contra detectives en los Emmy

Breaking Bad y True Detective son las series en competencia por el título de mejor serie dramática.
"True Detective" en la ceremonia.
"True Detective" en la ceremonia. (AP)

Los Ángeles

La 66 edición de la gala de los premios Emmy confrontará hoy dos modelos exitosos de ficción televisiva, un pulso que alcanzará su máxima expresión en la disputa que mantienen Breaking Bad y True Detective por el título de mejor serie dramática.

Breaking Bad buscará reeditar el triunfo que consiguió en los Emmy en 2013, cuando se consagró como el drama del año, y lo hará con argumentos de peso, el desenlace de la historia sobre un profesor de química que se hace narcotraficante.

El viaje de Breaking Bad llegó a su fin en septiembre pasado tras cinco temporadas en las que el programa fue de menos a más hasta cuajar un producto ante el que terminó por rendirse tanto la crítica como el público.

La suya sería una victoria fácil en los Emmy de 2014 si no fuera por la irrupción de True Detective, una miniserie a todos los efectos que por la ambición de sus creadores, se postuló para luchar por el premio de Mejor Serie Dramática.

True Detective es lo que ya se conoce como serie de versión limitada, una forma reciclada y con más gancho comercial de denominar a las denostadas miniseries, y en la que participa un reparto de primera línea.

Su principal rasgo es su corta duración. Las tramas están diseñadas para contarse en menos de 10 capítulos y en una temporada.

Desde su debut en enero, los misteriosos asesinatos rituales de True Detective son el fenómeno televisivo del año y dejaron con la boca abierta a Hollywood.

Los expertos coinciden en que True Detective habría ganado sin problemas el Emmy de Mejor Miniserie y las respectivas categorías interpretativas de haberse postulado como tal, pero HBO, que no gana en la categoría reina de Mejor Serie desde el final de Los  Sopranos (2007), consideró que True Detective daba para más.