Ricaño agradece que se rompan las barreras en el teatro

"Lo que queda de nosotros", escrita por Alejandro Ricaño, ofrece esta noche su última función en el teatro Banamex Santa Fe.
Obra de Sara Pinet y Alejandro Ricaño.
Obra de Sara Pinet y Alejandro Ricaño. (Pili Pala)

México

Como parte de la iniciativa que el teatro Banamex Santa Fe tiene para abrir sus puertas a todo tipo de teatro, Lo que queda de nosotros, obra escrita por Alejandro Ricaño, presentó una corta temporada y hoy ofrece su última función.

Para el dramaturgo es valioso ver caer las barreras que estigmatizan al teatro por categorías, y asegura que llevar buen teatro a todos los rincones hace ganar tanto al público como a los creativos.

"Lo padre es que (Lo que queda de nosotros) va a una parte de la ciudad donde no hay tanto teatro, además de que abre las puertas a otro tipo de teatro y el espacio le queda muy bien, es un teatro muy grande, es muy padre verla ahí.

"Se están borrando las fronteras entre el teatro comercial, el teatro cultural y el institucional, que eran barreras que se habían construido a partir de prejuicios muy tontos, se trata de buen teatro y ya", declaró en entrevista.

Otras obras como Wenses y Lala y Sucia y muy chingona historia de amor se han presentado en el teatro Banamex con buena aceptación de parte del público, ejemplos como ese han repercutido en que muchas compañías busquen espacios alternos a los culturales.

Ricaño no descartó la posibilidad de regresar con Lo que queda de nosotros al Teatro Banamex por una temporada más larga, pues la temática que encierra la obra ha logrado atrapar a los espectadores y llevarlos a una reflexión.

"Habla sobre la pérdida y la necesidad de reencontrarnos con los que se quedan, y reconciliarnos con ellos y con lo que queda de nosotros. Y no solo son pérdidas cuando se muere alguien, así son las relaciones, nos traicionamos, nos peleamos, nos separamos y entonces hay que vivir con lo que queda de uno", explicó.