Natasha Dupeyrón justifica sus deficiencias en el canto en ‘La llamada’

La actriz justificó su mala interpretación en la puesta en escena, debido a que solo quiere transmitir un mensaje.
Natasha Dupeyrón.
Natasha Dupeyrón. (Notimex. )

México

La actriz Natasha Dupeyrón justificó sus deficiencias en el canto al explicar que el musical "La llamada" no le exige un buen desempeño en ese renglón, ya que solo se busca transmitir un mensaje.

"Aquí no se trata de cantar, se trata de transmitir, que es lo importante de esta obra de teatro", respondió Natasha cuando la prensa le subrayó las desafinaciones de su trabajo en escena durante el estreno de la obra.

"Obviamente habrá fallas porque se nos rompe la voz, el micrófono no funciona o por muchas cosas, pero estamos contentas con lo que logramos transmitir", añadió la joven, quien en 2012 formó parte del grupo pop EME 15.

Tessa Ia, su compañera en escena y quien también tiene participaciones musicales en el papel de "Susana Romero", apoyó las declaraciones de Natasha y agregó:

"La obra es naturalista, el punto no es cantar una canción como en Broadway, sino cantar un tema como el personaje lo haría y eso es lo que al público le llega".

Respecto al beso en los labios que Tessa Ia le da a la actriz Alexis de Anda, como parte de la historia, pues su personaje se libera y deja al descubierto sus preferencias sexuales, la actriz explicó:

"La obra habla del amor, de seguir lo que uno quiere y encontrar su camino. Eso es respecto a todo, a la religión y a los gustos sexuales. Cuando tienes unos compañeros tan hermosos y abiertos, (besar a alguien) es en lo último que piensas, nunca te importa, es tu trabajo".

Consideró que al igual que "Susana Romero", cualquier persona ha vivido un proceso de búsqueda, de redescubrirse y cuando concluye esa etapa, pasa a otra, "por eso creo que todos nos podemos identificar", concluyó.

"La llamada" se presenta en el Teatro López Tarso del Centro Cultural San Ángel. Es un texto de los españoles Javier Ambrossi y Javier Calvo. También actúan Laura Zapata y Federico Di Lorenzo.