“Mi papá me heredó su ejemplo de vida, el cual me ha funcionado muy bien”

Jorge Ortiz de Pinedo habló de la felicidad y la dificultad que le ha implicado ser padre, del orgullo que le representó el éxito de su papá, Óscar Ortiz de Pinedo.
Festejará el Día del Padre en el escenario.
Festejará el Día del Padre en el escenario. (Producción Ortiz de Pinedo)

México

En su vida profesional, Jorge Ortiz de Pinedo triunfa con la obra Una familia de diez por diversos escenarios del país,hoy estará en uno de Tlaxcala; y en su vida personal, también disfruta de tener una familia de diez, cinco hijos, cinco nietas y un nieto; además de una pareja con la que ha encontrado la estabilidad desde hace 10 años; ellos acordaron adelantarle el festejo por el Día del Padre, pues fiel a su costumbre, este domingo el actor, productor y director estará trabajando.

Las risas de sus nietos y el murmullo que se percibe a través del teléfono es el reflejo del ambiente que se vive en la reunión en honor a Ortiz de Pinedo, quien hizo una pausa en su comida familiar para atender la llamada y compartir lo que le representa ser padre y el importante legado que le dejó su progenitor, Óscar Ortiz de Pinedo.  

Se escucha un gran ambiente… ¿le adelantaron el festejo por el Día del Padre?

Sí, como me voy de gira, quisieron juntarse conmigo por el Día del Padre, mis hijos, mis nietas y los chiquitos están jugando en los jueguitos…, estoy muy agradecido con ellos, porque yo sí creo mucho en la institución familiar, como tal; y curiosamente estoy haciendo una obra, La familia de diez que habla de eso, que a pesar de todo lo que pueda pasar,  de la desgracia que pueda haber en tu vida, de no tener trabajo, vivienda; cuando estás en familia tienes chance de salir adelante; y desde luego creo firmemente que el estado ideal es el matrimonio y si no se puede, por lo menos el tener familia.

¿Ha sido fácil ser padre?

No, es una bronca, porque no solo es tener hijos, sino sacarlos adelante y hacerlos gente de bien; en mi caso tengo una fortuna con mis hijos, Jesús me ayuda como promotor, hace todas las giras por el interior del país; Óscar es escritor, productor, actor, es todo un creativo;  mi hijo Pedro es productor de televisión y teatro, me ayuda y produce todas las obras que hago.

Marian, que es una chica de 21 años, es chef, está estudiando en Francia, y Santiago, que tiene 14 años, está estudiando la secundaria, son gente trabajadora, buenos estudiantes; me siento orgulloso de ellos, de que han salido adelante y también estoy muy agradecido de poderlos disfrutar. Ese es, en realidad, el mejor regalo. Agradezco que las corbatas o los pañuelos, que es lo clásico que te dan, porque son detalles, pero lo mejor es estar en familia.

¿Qué ha sido lo más difícil en la tarea de ser padre?

Escoger a dónde van a estudiar, y continuar lo que les enseñan en la escuela, en su casa; lo mejor es el ejemplo, porque si ellos ven que el padre es alcohólico, lo más seguro es que beban, pero si ven que su padre es trabajador, que no bebe, que no fuma, que siempre ha intentado su felicidad y la de ellos; pues se irán con ese ejemplo. Yo tuve un padre muy querido, y eso me hacía sentir muy orgulloso. Ahora, a mí me saluda la gente, me dicen que les gusta mi trabajo, que los hago reír, me felicitan; y espero que eso les dé orgullo a mis hijos.

Lo más importante es compartir con ellos, todo aquel que tenga sus hijos cerca debe dar gracias, a Dios, al sol, al universo o a quien sea, porque hay papás que han perdido a sus hijos, y creo que  ese es un dolor muy grande, o a veces los tienen lejos y no los pueden ver.

¿Hay algún consejo que su papá le haya dado y  lo ha transmitido a sus hijos?

No, mi papá era un hombre que trabajaba mucho, era muy activo, era un apasionado de su trabajo, de la vida, muy justo, liberal y todo eso es lo que me transmitió; la herencia de mi padre fue eso, el don de gente, el trabajar, el preocuparse por los demás, el ser honesto, el no ofender, el no lastimar, eso es vital, es cuestión de educación.

Lo que está pasando en nuestro país es cuestión de educación, la corrupción, la impunidad que existe es por mala educación; no nada más es provocada por una escuela, sino también por una casa; repito, si el ejemplo es malo, es muy difícil que los hijos salgan honestos. Mi papá no me dijo nada en especial, su ejemplo de vida fue lo que me dejó y hasta ahora me ha funcionado bien, sigo activo después de 55 años, y espero tener la fortuna de seguir trabajando otro ratito cumpliendo mi objetivo, que es divertir al prójimo.

Dicen que los abuelos disfrutan más a los hijos, ¿es su caso?

Es difícil que yo te pueda contestar, porque hay abuelos jubilados que seguramente pueden hacerlo así, pero yo no estoy jubilado, aunque  el tiempo que tengo para ellos, trato de dárselos con mucha calidad y amor, y me divierte mucho estar con mis nietos, tengo cinco niñas. Imagínate cómo pueden ser conmigo, y además soy un abuelo barco.

Hay una figura que se asemeja a la del padre,  la de padrino, por lo que otorga a las personas, ¿tiene ahijados?

Sí, tengo varios ahijados de boda, de comunión y de carrera, porque le he dado la oportunidad a mucha gente; y los llevo en el corazón. De hecho he recibido muchas llamadas de ellos en estos días. Esa es otra parte muy bonita cuando la gente reconoce que le tendiste la mano y esa mano les ayudó para seguir adelante en su carrera.

Y yo también estoy del otro lado, pues a lo largo de mi carrera no solo recibí el apoyo de mi papá sino también de muchos actores (José Sole, Luis Ximeno, Fernando Soler, Enrique Rambal, Polito Ortín) gente tan valiosa que me apapacho, me enseñó o me orientó, que fueron ejemplo en el escenario, y lo que te queda es tratar de transmitir ese legado y esa honestidad en el trabajo, esa entrega, esa pasión que te hace feliz por hacer lo que te gusta.