Mauricio Castillo comparte anécdotas personales

El popular actor volvió a presentar con gran éxito el monólogo Hasta que el miembro no se pare, en el Auditorio Río 70.

Monterrey

Mauricio Castillo aprovechó la fecha del 14 de febrero para impartir unas clases de sexualidad a los regios tras presentar su divertido monólogo Hasta que el miembro no se pare.

El conductor y comediante, una vez más desató las carcajadas del público de Monterrey con sus divertidas historias encaminadas hacia la sexualidad en las parejas.

A las 19:20, dio inicio la primera de dos funciones que presentó en La Sultana del Norte, y desde el primer minuto, cuando el ex conductor del programa Otro Rollo, tomó una lista de asistentes no paró de entretener.

Anécdotas y acontecimientos que ocurren en la intimidad, fueron narrados de forma cómica por Mauricio Castillo durante las casi dos horas de show, haciendo que el público se revolcara de risa en sus butacas.

Durante su espectáculo, aprovechó también para contar con ese humor que le caracteriza algunas de sus primeras experiencias en su pubertad y adolescencia.

Sin duda uno de los momentos que provocó grandes carcajadas, fue cuando platicó de un amor que tuvo en secundaria, y la divertida experiencia sexual que tuvo en su etapa de adolecente.

A la primera función acudieron cientos de regiomontanos, quienes acompañados de sus parejas, disfrutaron de una noche cargada de humor.

Al final de su presentación Mauricio Castillo prometió regresar con el monólogo, el cual se ha convertido en uno de los favoritos del público regiomontano por lo que cada vez que viene a La Sultana del Norte, abarrota los recintos.