Llevan un cachito de Nueva York al teatro Insurgentes

Sergio Villegas y Adrián Martínez trabajan en la creación de la atmósfera donde "Annie" aparecerá a partir de octubre, cuando Tina Galindo y Claudio Carrera estrenen su musical.

México

Aunque Annie, el musical que llegará al teatro Insurgentes en octubre es una licencia extranjera, gran peso del montaje recaerá en la escenografía mexicana que preparan Sergio Villegas y Adrián Martínez.

Tras un recuento de los diversos montajes de Annie en México y otras ciudades del mundo, tanto los productores Tina Galindo, Claudio Carrera y Ocesa, como los creativos decidieron partir de cero en el diseño visual; el resultado alojará más de 26 cambios de escenario.

“Viajé con nuestro productor a Chicago para ver la puesta, y, aunque estaba linda, no era la indicada. Claudio nos dio la tarea de que la gente salga del teatro diciendo: ‘¡Wow!, desquité cada centavo del boleto’”, explicó Villegas.

Annie tiende a diseñarse de manera infantil, pero en realidad el texto no lo es. Regresamos al origen; hicimos investigación de época, de Nueva York de los años 30, que es muy distinto al que conocemos, y nos enfocamos a entender esa pobreza extrema que se vivió en la depresión y es parte esencial de la obra”, agregó Martínez.

En contraste, el montaje también mostrará a un Nueva York en desarrollo, con edificios recién inaugurados como el Empire State, calles cubiertas por estructuras metálicas y trenes que andaban en segundos pisos.

Las estructuras necesarias para dicha imagen visual se construyeron en seis diferentes talleres del Distrito Federal, y en estos días todas las partes llegarán al Teatro Insurgentes para comenzar su ensamble como si fuera un gran rompecabezas.

“La gran apuesta económica está en hacer que lugares como el interior de la mansión sean muy fastuosos, que los elementos tengan volumen, que escenas como la de la casa blanca o la del orfanato no sean pintadas, sino que tengan estructura volumétrica.

Son las grandes mansiones de la 5ta. avenida, que ya casi no existen, pero tomamos inspiración de las pocas que quedan para dar el estilo clásico”, detalló Villegas.

Uno de los puntos de referencia claves en el desarrollo será Frick Collection, ubicada en las principales calles de Nueva York.

“Usaremos hasta la última pulgada cuadrada del teatro Insurgentes para meter un cachito de Nueva York”, dijo Adrián.