Llevan el "barrio bravo" a la selva

César Enríquez, Ignacio Riva Palacio y Taiane Martins interpretan a las hienas de "El rey león", que en su adaptación para México toman inspiración de Tepito.
(De izq. a der.) Ignacio Riva Palacio, Taiane Martins y César Enríquez.
(De izq. a der.) Ignacio Riva Palacio, Taiane Martins y César Enríquez. (Luis Ortiz/Clasos)

México

Seguras de que Scar solo no podrá tramar una estrategia contra el rey león, el trío de hienas mostrará sus mayores habilidades en la puesta en escena que llegará al Teatro Telcel el 7 de mayo.

Los mexicanos César Enríquez e Ignacio Riva Palacio y la brasileña Taiane Martins son los actores que dan vida a la raza villana que, más que dar miedo, provocará las carcajadas del público con sus diálogos inspirados en los residentes de Tepito.

“Cuando comenzamos el proceso de ensayos nos preguntaron de dónde creíamos que venían nuestros personajes y todos coincidimos con Tepito. Son como tres secuaces de esa zona que, cuando atacan, lo hacen en equipo; pero, cuando no, pueden molestarse entre ellos.

“Él me pega, ella me calla y yo le pego; es muy divertido”, explicó Ignacio Riva Palacio,  la “hiena tonta”, que sin necesidad de hablar hará reír.

César Enríquez, quien encarna a Banzai, asegura que el texto cumple su cometido de tropicalización en su adaptación para México, pues el equipo de producción trabajó en que la puesta tuviera un sello particular que la diferencie de la de Broadway y de la misma película.

Es por eso que los diálogos de las hienas tendrán palabras características como “chale”, “qué onda”, “mi’jo” y “carnal”.

“Hemos estado muy presentes en la edición del texto y en  cambiar frases”, dijo el actor, pues además de perfeccionar su personaje, tanto él como Ignacio han ayudado a Taiane Martins, de Brasil, a comprender algunas jergas lingüísticas para la preparación de Shenzi.

“La hemos coacheado un poquito. Por ejemplo, en una parte de la obra ella tiene que decir: ‘Chiiiido, que viva el rey’, y nos preguntó: ‘¿qué es chido?’ Nosotros le explicamos y le ayudamos con el acento”, relató Riva Palacio.

También, en solitario Taiane trabaja para que en escena, Shenzi proyecte ser “la líder sexy”.

“Lo que más se me dificulta es la dicción, encontrar que las palabras salgan naturalmente para que no sea forzado y no suene raro cuando los mexicanos lo escuchen”, dijo.

Además de la psicología de los personajes, los tres actores se enfrentan al reto físico de que sus personajes necesiten que su espalda esté encorvada  todo el tiempo y usen una especie de extensiones en las manos para simular las patas delanteras de las hienas.

“Desde que se nos contrató nos dijeron que habría un fisioterapeuta en los camerinos, porque los actores se llegan a lastimar la espalda a veces por la mala postura. Ahora nos damos cuenta del porqué.

“El puppet pesa entre 8 y 9 kilos, pero todo el peso está sobre la espalda y el cuello; la cabeza está conectada a la de la hiena, y hemos trabajado en encontrar calidad de movimiento real y muy parecida a la del animal”, dijo Ignacio.

“Somos de los personajes más intensos, corremos todo el tiempo, brincamos, cantamos, gritamos. Salimos de escena y los tres estamos tirados en el piso, porque es muy cansado, pero ha sido parte de un entrenamiento no solo aquí sino también en casa. Tenemos que fortalecer piernas, espalda y el cuello, pero vale la pena”, agregó César.

Aunque Taiane también ha sufrido la fatiga de los ensayos, la brasileña mitiga los dolores con el placer de formar parte del musical, al grado de que al hablar de él no puede contener las lágrimas.

“Es una emoción distinta todo el tiempo. Un día estamos con la iluminación, otro checando vestuario, que aún no lo tenemos y será diferente, tal vez más caliente y más pesado, pero mi corazón se encuentra aquí”, dijo.

La emoción es similar en el resto del elenco, ya que César compartió que en varias ocasiones ha llorado de emoción al ver el trabajo de sus compañeros sudafricanos o al escuchar cantar a Taiane.

“Hacer El rey león es un sueño de muchos actores y también para los mexicanos ver una puesta como esta. Es un gran regalo poder ver cómo se crea esta historia desde el origen, desde el casting, ver cómo todos los compañeros hemos evolucionado y entrado en el mundo de El rey león”, dijo Riva Palacio.

Hacen equipo

Los tres actores, tal como sus personajes, siempre están juntos haciendo equipo. “En el escenario funcionamos no solo como un equipo, sino como un monstruo de tres cabezas”, dijo Ignacio.

En cuanto al mensaje de la obra, César opinó: “Es interesante que también se habla de un pueblo destruido, no solo es la parábola del niño que llega a ser rey; está el pueblo atacado que logra salir de esto a través de la fe”.