Tienen un tatuaje en honor a la chica rockera

Los chicos hacen todo para apoyar de manera incondicional a Avril Lavigne, no sólo tatuándose, también se pintan el cabello, usan su marca de ropa y cantan los temas acompañados de una guitarra ...
Little Black Stars han realizado diferentes actividades y han contribuido con asociaciones, como Nariz Roja, con la finalidad de recolectar dinero para niños con cáncer
Little Black Stars han realizado diferentes actividades y han contribuido con asociaciones, como Nariz Roja, con la finalidad de recolectar dinero para niños con cáncer (Milenio)

Guadalajara

Little Black Stars Gdl es un club de fans, el cual hace dos años sigue los pasos de la cantautora, actriz y diseñadora de modas canadiense Avril Lavigne.

Este club se encuentra integrado por 30 fanáticos, entre los que destacan: Itzel Hernández, Jonathan Hernández, Javier Gaytan y Xitlali Mendoza, quienes dirigen el grupo y el pasado 27 de septiembre festejaron su segundo aniversario.

Los admiradores de la intérprete de “Girlfriend” confiensan lo que les gusta de la famosa cantante.

“Antes que nada su música, sus películas, su línea de ropa Abbey Dawn y fragancias. En fin ¡Todo!; principalmente su música, que se identifica con todos y cada uno de nosotros”.

Los fanáticos tienen un tatuaje en honor a la chica rockera. La figura es una estrella, similar a la que tiene tatuada Avril en su brazo izquierdo.

Los chicos hacen todo para apoyar de manera incondicional a la cantante, no sólo tatuándose, también se pintan el cabello, usan su marca de ropa y cantan los temas acompañados de una guitarra como ella.

Little Black Stars han realizado diferentes actividades y han contribuido con asociaciones, como Nariz Roja, con la finalidad de recolectar dinero para niños con cáncer, lo que consideran es una acción que los hace crecer como personas.

El grupo recordó una anécdota que ocurrió durante su primera reunión, el 27 de septiembre del año 2011, “Íbamos a celebrar el cumpleaños 27 de Avril en una plaza, que llega un oficial y nos corre. Una tienda nos dejó poner el disco y sonó a todo volumen mientras hacíamos un video para dedicárselo”, recordó Itzel.