El psicoanálisis regresa a escena

"La última sesión de Freud", producida por Jorge Ortiz de Pinedo, permanecerá 10 semanas en el Teatro Helénico a partir del 6 de septiembre.
El productor del montaje.
El productor del montaje. (Archivo)

México

Una oportuna invitación de Jorge Ortiz de Pinedo llevará a Sergio Klainer de vuelta a las tablas pues, tras cuatro años de ausencia, el primer actor encarnará a Sigmund Freud en La última sesión de Freud, obra en la que compartirá créditos con Darío T. Pie, quien a su vez dará vida a C.S. Lewis.

A pesar del poco tiempo que le queda para ensayar debido a las grabaciones de la telenovela La casa colorada, Klainer disfruta el proceso que le regresará la sensación de actuar en vivo con la obra que recree el diálogo que sostienen los dos intelectuales referente a Dios, el amor, la vida, la muerte y la guerra.

“Estoy feliz porque es el regreso a mi cuna de ensueños, el escenario teatral, soy un hombre de teatro y no lo hacía desde Rain man (2010), también producida por Jorge Ortiz de Pinedo”, dijo el actor vía telefónica.

Dar vida a Sigmund tiene un profundo significado actoral para Sergio, pues llega en un momento de madurez, por lo que no le pesa ensayar a marchas forzadas para que el texto esté listo para su estreno el 6 de septiembre.

“No me va a quedar de otra que robarle horas al tiempo y al sueño para memorizar. ¡Sergio Klainer otra vez en el teatro! Yo soy y seré un hombre de teatro hasta que Dios me preste la vida”, enfatizó.

Darío T. Pie también experimentó una emoción especial con la invitación de Ortiz de Pinedo, pues visitará por segunda vez a Freud en el Teatro Helénico.

“Es la segunda vez que voy a visita con Freud al mismo teatro pero con diferente personaje. Hace unos años lo hice interpretando a Salvador Dalí”, recordó el actor.

T. Pie considera su nivel de religiosidad similar al de su personaje, el creador de Las Crónicas de Narnia.

“Tengo mi concepto de lo que es la fe y coincido bastante con Lewis, habla mucho de la imaginación.Es un texto de discurso donde lo que se está tratando es esencial. Es muy raro encontrarse con algo así, estás hablando de Dios y no hay cosa más central en nuestras vidas que suponer que existe o no existe”, argumentó.

Sin descuidar La Roña, personaje que interpreta de manera independiente, Darío repite la experiencia de trabajar con Ortiz de Pinedo.

“Trabajé con él en 12 hombres en pugna y la experiencia fue de gran profesionalismo y muchas consideraciones para los actores. Tiene un equipo estable en la cuestión de producción y manejo de relaciones públicas, eso hace que las cosas se den muy bien”.

Por su parte, el productor, conforme con el equipo que formó, prepara, en conjunto con su hijo Óscar, los detalles de la puesta que permanecerá 10 semanas en el teatro que considera el más importante de la capital.

“Hablando con la gente del Helénico, Conaculta se interesó en producirla y estamos muy contentos de poder llevar a cabo una obra tan especial, donde hay un encuentro filosófico muy importante entre dos genios. Curiosamente los dos eran ateos y de repente Lewis se convirtió al cristianismo y ahí comienza la interrogante de Freud, del ‘por qué’… ¿quién se lo quiere perder?”, finalizó Jorge.

La anécdota

Para Sergio Klainer, producciones como La última sesión de Freud lo remonta a “la bella época” del teatro. “Como la de los 60 con el teatro del Seguro Social. Esa época dorada fue con el presidente López Mateos, después fue la época del Teatro de la Nación con López Portillo; con la Presidencia de la República, que financió una temporada en Madrid de La vida en sueño de Calderón de la Barca, tuvimos la satisfacción de que los diarios españoles a ochocolumnas mencionaran que los mexicanos revivieron el teatro clásico español”.

El montaje

La obra se ha montado en Nueva York, Buenos Aires, Madrid y Londres. En México será dirigida por José Caballero.

Coincidentemente la obra se desarrolla en 1937, año en que nació Klainer.

Las primeras lecturas se llevan a cabo en un salón de ensayos en el sur de la ciudad. La reunión de los actores será constante por los menos 5 días a la semana.