El ojo de oro del mexicano Emmanuel Lubezki

"El Chivo" hizo historia en los Oscar 2016, al llevarse por tercer año consecutivo la estatuilla a la Mejor Fotografía. 

Ciudad de México

Emmanuel Lubezki es uno de los más reconocidos directores de fotografía en la industria del cine. En los Oscar 2016, celebrada el 28 de febrero, hizo historia al ganar por tercer año consecutivo la estatuilla a la Mejor Fotografía, gracias a The Revenant, luego de obtener el triunfo por Birdman y Gravity, en 2015 y 2014.

El ojo de Lubezki, de 52 años, fue clave para llevar a cabo The Revenant, un western protagonizado por Leonardo DiCaprio que transporta al espectador hasta los instintos más básicos del ser humano.

TE RECOMENDAMOS: ¿Quién fue el primer mexicano en ganar un Oscar?

La cinta cuenta la historia de supervivencia del trampero canadiense Hugh Glass, que en la conquista del Oeste en 1820 fue enterrado vivo por sus compañeros tras ser herido por un oso.

González Iñárritu y el director de fotografía apostaron por usar únicamente las pocas horas de luz natural que hacía en Canadá y la Patagonia argentina, donde establecieron el rodaje. El resultado no puede ser más espectacular: paisajes gigantescos y abruptos, naturaleza salvaje y crudeza en el relato.

En la entrega 87 del Oscar, el director de fotografía se llevó el premio por su trabajo en la cinta Birdman un película que aparentemente se filmó en plano secuencia en la que su complejidad fue grabar tomas con una duración de 15 minutos.

TE RECOMENDAMOS: Mexicanos nominados y ganadores del Oscar

El trabajo del mexicano también fue reconcido con el premio Oscar por su trabajo en la cinta Gravity por la complejidad que requirió replicar las condiciones de espacio para el filme, el realizador creó una caja de luz, compuesta por una pantalla de LED, con la que podría regular la luz expuesta en el rostro de cada actor. Lubezki obtuvo su sexta nominación al Oscar a la categoría de Mejor Fotografía por su colaboración en este filme.

Lubezki ha trabajado en grandes producciones hollywoodenses como El árbol de la vida, de Terrence Malick; Quémese después de leerse, de los hermanos Coen; La leyenda del jinete sin cabeza, de Tim Burton y Gravity, de Alfonso Cuarón.

Nació en la Ciudad de México en 1964, pero ha realizado la mayor parte de su vida laboral en Estados Unidos. Estudió en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM, en donde conoció al cineasta Alfonso Cuarón.

El director de fotografía ayuda a construir las imágenes con las que el director del filme contará la historia que vemos en pantalla, por lo que la calidad de éstas influye en su éxito. En este sentido, Emmanuel Lubezki tiene un ojo de oro, pues sus colaboraciones han sido reconocidas en filmes que generalmente son motivo de nominaciones.

El mexicano ha sido nominado en seis ocasiones al premio Oscar, que entrega la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de Estados Unidos, por las películas de El árbol de la vida (2011), Niños del Hombre (2006), El nuevo mundo (2005), La leyenda del jinete sin cabeza (1999), La Princesita (1995) y Gravity (2013).

Los trabajos más reconocidos de Lubezki en México son las cintas Como agua para chocolate, de Alfonso Arau; Bandidos, de Luis Estrada; Y tu mamá también y Solo con tu pareja, de Alfonso Cuarón, con quien ha forjado una larga amistad.

Ha colaborado con Cuarón, quien ganó como mejor director en los Globos de Oro, en seis de los siete largometrajes del realizador que son: Solo con tu pareja (1991), La Princesita (1995), Grandes Esperanzas (1995), Y tu mamá también (2001), Niños del Hombre (2006) y Gravity (2013).

En Estados Unidos, la primera colaboración importante de Lubezki fue junto a Ben Stiller en su ópera prima Una dura realidad (1994). Posteriormente en el filme ¿Conoces a Joe Black?, de Martin Brest, y La leyenda del jinete sin cabeza (1999), de Tim Burton.

El cineasta Emmanuel Lubezki ha sido reconocido en la crítica estadunidense por su trabajo junto al director Terrence Malick en las películas El nuevo mundo (2005), El árbol de la vida (2011) y Deberás amar (2012), filmes por los que ha sido nominado en dos ocasiones en la categoría de Mejor Fotografía.


ehh