Vive Latino abraza diversas generaciones musicales

El segundo día de actividades del encuentro tuvo una asistencia de 80 mil personas.

México

El festival Vive Latino 2017 cerró su segundo y último día de actividades abrazando por igual a generaciones y géneros musicales, destacando esencialmente el punk y el rock iberoamericano.

Fueron 80 mil personas las que se dieron cita en los cinco escenarios que se pusieron a disposición en esta edición 18, que fue coronada por una de las bandas mexicanas consentidas del público: Zoé.

León Larregui emplumado de negro y sus colegas ofrecieron un concierto que se convirtió en un viaje sensorial entre constelaciones. “10 AM”, “Fin de semana” y “Arrullo de estrellas” fueron las primeras en sonar llamando a la unión entre individuos. 

Antes, Hombres G hacia su debut en el festival con un repertorio impregnado de nostalgia al incluir “Lo noto”, “Te quiero”,  “Marta tiene un marcapasos”, “Venecia” y “Devuélveme a mi chica”.

En otro escenario, los californianos de Rancid hacían ver por qué el punk aún está vivo, al igual que Marky Ramone, ex integrante de los Ramones, que se presentó haciendo un tributo al ícono de rock Chuck Berry, quien falleció el sábado pasado.

Con mensajes políticos, los músicos se hicieron presentes tratando de hacer eco como Julieta Vengas, quien presentó un show en el que cantó “Explosión” por los desaparecidos en nuestro país.

Brujería volvió al Vive Latino después de varios años de ausencia y ocupó su plataforma para gritar insultos contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, combinando temas de protesta como “La migra”.

El grupo Antidoping recordó a los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa durante su presentación y Enanitos Verdes prendió con su particular estilo de rock.

Los accesos al festival se convirtieron en una enorme pasarela que vio desfilar a luchadores, superhéroes y voceros de la primavera.

Antes de caer la noche el escenario Indio Pilsner fue dominado por La Sonora Santanera, la agrupación llevó lo mejor de su disco 60 años de trayectoria a las nuevas generaciones. “La boa”, a dueto con Roco Pachukote, dio la bienvenida a la agrupación, que apareció con impecables trajes negros, ante una multitud de jóvenes en jeans y playeras.

La agrupación continuó con “Así como tú” y “Mil horas” y “Perfume de gardenias”, pero reservaron lo mejor para el final, pues Julieta Venegas los acompañó en “El ladrón” y Paquita la del Barrio en “Mi razón”, canción que provocó chiflidos y gritos de despecho.

Como una colaboración no era suficiente, La Sonora cedió su escenario a Paquita para que interpretara “Rata de dos patas”, melodía coreada aún fuera del escenario y en la curva.

Mon Laferte fue otra de las cantantes que sorprendió con Juanes como invitado. El colombiano cantó a dueto “Amárrame”.

Entre sus temas estuvieron “No te fumes mi mariguana”, donde abogó por el libre consumo: “es una plantita natural. Sáquense un churro”, dijo.

Hacen labor social en el concierto

Además de regalar tatuajes y ofrecer espectáculos de BMX, Vans se preocupó por crear consciencia social durante el show, esta vez recolectando playeras para donarlas a personas en situación vulnerable.

Carla Gutiérrez, gerente de marketing de la marca, explicó que el plan consistió en colocar recolectores a lo largo de la curva del autódromo, dónde un vocero regalaba una playera nueva a cambio de otra en buen estado y limpia. “Esto es para la Asociación de la Adolescencia Feliz que estamos apoyando. Es un albergue al que se acercan chavos sin recursos y nosotros los queremos apoyar de esta manera”, declaró. La empresa continuará realizando actividades de labor social en próximos festivales, entre ellos: Pa’l Norte, Ceremonia y Warped Tour.

Incrementan la seguridad en el evento

La iniciativa del Festival de regalar bolsas para los celulares resultó benéfico, pues elementos de producción declararon que no se reportaron quejas por robos. En total, durante dos días se repartieron 8 mil bolsas en los módulos de atención y se pidió al público que informaran de cualquier anomalía a los elementos de seguridad privada (Lobo). El mismo número de elementos del primer día repitió labor en el cierre de jornada: 538 policías auxiliares, siete ambulancias, 70 antimotines, 56 paramédicos, 20 doctores, 10 ambulancias, cinco carpas médicas y 790 lobos (seguridad privada).