Bronco despierta la nostalgia musical en el Vive Latino 2017

El grupo cerró con sus éxitos la primera jornada en el escenario Indio Pilsner Plata
Lupe Esparza agradeció la oportunidad de tocar en el festival.
Lupe Esparza agradeció la oportunidad de tocar en el festival. (Notimex)

México

Entrada la medianoche una mayoría de las 80 mil personas que asistieron al primer día del Vive Latino abarrotaron el escenario Indio Pilsner para recibir a Bronco.

Lupe Esparza apareció en la oscuridad con un impecable traje blanco y su inseparable sombrero para dar inicio a su show a las 00:25 horas con “Nunca voy a olvidarte”.

Parejas de enamorados, grupos de amigos que ya experimentaban los estragos de las cervezas que bebieron en la tarde calurosa, niños y hasta algunos adultos mayores cantaron con emoción los temas que el también llamado Gigante de América volvió éxitos hace más de una década.

Continuó con “Si te vuelves a enamorar” y “Pastillas de amnesia”, tema que dio entrada al primer invitado de la noche: Carlos Sadness, quien voló desde España para experimentar la cumbia norteña de Bronco,

“Necesito que me quieras como yo te quiero, gente de México”, dijo el cantante con voz de súplica, aunque solo se trataba del anuncio de su próximo tema; “Quiéreme como te quiero”.

Los prejuicios de quienes se acercaron por curiosidad a ver a Bronco se derrumbaron rápidamente cuando al paso del tiempo se daban cuenta de que conocían las canciones. Los más roqueros se entregaron a su ritmo y hasta cambiaron el movimiento de melena por seguir al músico en su peculiar movimiento de hombros.

Lupe Esparza se conmovió con la postal que se dibujaba ante sus ojos y agradeció conmovido: “Qué suerte estar en este festival y contento con la fraternidad de nuestros hermanos roqueros”, dijo para dar paso a La mosca, de Los auténticos decadentes, quien lo ayudó a cantar “Oro”, uno de los temas más coreados de la noche.

Así transcurrió una hora con los éxitos de Bronco, donde también sonó “Sheriff de chocolate”, “Adoro” y “Mi amigo bronco”, canción donde Los Caligaris colaboraron con su ritmo.

Pocos minutos antes de que Bronco arrancara su presentación, en el escenario alterno comenzó el show de Prophets of Rage, banda estadunidense que desde su anuncio en el cartel emocionó a los corazones más roqueros.

Salieron al escenario Indio minutos antes de la medianoche con la energía necesaria para reanimar a los cuerpos cansados por la larga jornada.

Sin decir palabra, la banda se mostró solidaria con México y con sus sucesos, pues ondearon como bandera una chamarra donde se leía “México”, y Tom Morello, el guitarrista portó una playera con la leyenda: “Ayotzinapa, nos faltan 43”.

Después de una noche memorable para los fans incondicionales del Vive Latino, un descanso era necesario para incorporarse al segundo día de actividades con que concluirá la edición 18.

El primer día

Jarabe de Palo fue uno de los grupos con mayor audiencia. Después una hora de éxitos, Pau Donés cerró su show con “El rey”.

Los Fabulosos Cadillacs en el escenario principal pusieron a bailar al público con “Matador” y “Siguiendo la luna”, entre otros de sus éxitos.
Y Babasónicos se entregó a sus fans en la carpa alterna, donde éxitos como “Putita” fueron cantados con fuerza.