Un regreso memorable

Sting interpretó las canciones más exitosas como solista y una selección de The Police
Sting en concierto en el auditorio Telmex
Sting en concierto en el auditorio Telmex (Cortesía )

Guadalajara

La noche del domingo Sting regresó a la ciudad, que alguna vez pisó decenios atrás cuando el Estadio Jalisco sirvió de recinto para este tipo de conciertos. Desde las 18:00 horas el ingreso de la gente fue constante, los asistentes fueron en su mayoría adultos, y momentos antes del show el lobby sirvió de encuentro entre amigos donde la botana y la cerveza apoyaron al convivio.

Entre los asistentes encontramos a varios músicos de la escena tapatía como Arturo Ybarra de Rostros Ocultos, quien comentó a la prensa que se acercaba la importancia de su legado musical y de incluir a Guadalajara en su más reciente gira.

Antes del estelar tocó el turno de los actos abridores, primero Joe Sumner, conocido por ser parte de Fiction Plane y quien además es hijo de Sting, que tuvo un cálido y receptivo recibimiento a las 20:30 horas. Quince minutos después toco el turno de The Last Bandoleros quienes también han formado parte de esta gira desde las primeras fechas y visitaron la ciudad por primera vez.

Destacando que ambos actos se esforzaron y hablando en español en el inter antes del arribo del inglés entre los temas que se escucharon de fondo se incluyó a los del recién fallecido Chris Cornell. Desafortunadamente el recinto no estuvo en su máxima capacidad. A las 21:24 horas finalmente Sting comenzó el concierto con "Synchronicity" y "Spirits in the material world" de The Police, dando un breve saludo: "Hola Guadalajara". El escenario fue sencillo, una cortina detrás, con juego de luces sincronizado con los temas, guitarrista, bajista y coristas acompañándolo. Enseguida cantó "Englishman in New York" cuyo coro se escuchó al unísono con las voces de los miles de asistentes cantando el estribillo "be yourself no matter what they say". Los temas siguieron sin pausa con "I can't stop thinking about you", "Every little thing she does in magic" "Buenas noches querido público mexicano me siento muy honrado en estar de nuevo en Guadalajara" dijo en español y presentó a sus músicos. La velada continuó con "One fine day" y "She' s too good for me", en esta segunda se le unieron al escenario los integrantes de The Last Bandoleros.

Durante el concierto aunque la gente estaba emocionada, fueron pocos quienes lo desbordaron poniéndose de pie y bailaron en algunos de los temas. "Seven days" continuó y con un poco de humor Sting dio un sorbo a una taza diciendo "ah, tequila", eso antes de "Fields of gold" uno de los momentos más emotivos de la noche. "Petrol Head", "Down, down, down" y "Shape of my heart" se sumaron a la lista.

Continuaron dos momentos importantes "Message in a bottle" que provocó que muchos se pusieran de pie para bailar, reacción que lo dejó feliz, y después su hijo Joe cantó "Ashes to ashes" de David Bowie. Sting aprovechó ese tema para salir un momento del escenario y regresó de inmediato para interpretar "50,000", "Walking on the moon" que también logró buena conexión y fue coreada a todo pulmón por los asistentes. "So lonely" y "Desert rose" mantuvieron esa energía en lo alto, en la segunda las percusiones fueron parte importante. Enseguida con "Roxanne" esta vez sí prácticamente todo el recinto se puso de pie para cantar al unísono, a ella le unió "Ain't no sunshine". Y ese fue el momento de la pausa por unos minutos, aunque los gritos y los aplausos no cesaron hasta regresaron casi de inmediato para el encore con broche de oro, "Next to you", "Everybreath you take", cada de una de ellas coreada religiosamente provocando el cierre de una noche inolvidable apenas en los primeros minutos de las 23:00 horas.

MEMLL