Sarah Brightman y una noche majestuosa

En medio del frío que sorprendió a la ciudad la noche del sabado la soprano presentó un cálido espectáculo.
Sarah Brightman ofreció un show compuesto de actos con temas a dúo y en solitario
Sarah Brightman ofreció un show compuesto de actos con temas a dúo y en solitario (Cortesía Auditorio Telmex)

Guadalajara

Con un Auditorio Telmex casi lleno, la cantante inglesa Sarah Brightman arribó de nuevo a la ciudad para un espectáculo que presentó grandes éxitos. La mayoría de los asistentes eran adultos, solo algunos jóvenes acompañaban a sus padres o abuelos, abrigados o ataviados de manera elegante. Como sucedió en anteriores shows de Sarah, hubo restricción por el uso de celulares dentro de la sala para capturar algún momento. Incluso algunos se atrevieron a tomar fotos del escenario antes de comenzar el show usando flash y amablemente el personal de seguridad les pedía que las borraran.

Después de la apertura con el fragmento "Sunset Boulevard" a las 21:15 horas, ella arribó al escenario y con su prodigiosa voz compartió "Nella fantasia", original de Ennio Morricone. Para la velada se acompañó de la Orquesta de nuestra ciudad, ubicada sobre las tablas y una inmensa cortina roja al fondo. "Anytime, Anywhere" y el cover de Kansas "Dust in the Wind" le siguieron. Para la ocasión contó con invitados, el primero fue Mario Frangoulis para el tema "Carpe Diem". A pesar de las restricciones anteriores, si hubo quienes buscaron guardar el momento grabando con su celular, afortunadamente fueron pocos, y fue agradable disfrutar de un espectáculo sin el brillo de móviles encandilando. "It's a Beautiful Day" fue otro de los temas más celebrados.

Enseguida llegó al piano Di Wu para interpretar el solo "Rachmaninov #23", mientras Sarah cambió de atuendo para regresar vestida en blanco e interpretar "A Whiter Shade of Pale". "Buongiorno Principessa" fue un tema en solitario para Mario y enseguida acompañar a la soprano para otro dueto, esta vez "Canto della Terra" original de Andrea Bocelli. La voz de Brightman siempre se escuchó impecable, como mostró en un tema que nunca falta en sus visitas, "Nessun dorma" que finalizó el primer acto.

Después de un receso de 15 minutos el show que contó con trabajo de iluminación destacado, continuó con "Spellbound Concerto", otro solo de Di Wu, abriendo camino para deleitarse con la voz de Sarah en "Figlio Perduto", "Stranger in Paradise" de George Forrest & Robert Wright y en "There for Me" se acompañó de nuevo por Mario Frangoulis y en "Pie Jesu" el joven talento Narcis. Él interpretó también "Caruso" mientras Sarah tomó un breve receso. 

Enseguida dos de las canciones más esperadas, "The Phantom of the Opera" de Andrew Lloyd Webber, que fue recibida con aplausos desde el primer momento y al final ovacionada de pie. “Time to say Goodbye" completó el Segundo Acto y la despedida falsa. Para el encore escuchamos "Warsaw Concerto" con Paul Bateman en el piano, el conjunto de Frangoulis con DI Wu en "Running", para finalizar la gala con el regalo que siempre resulta "Ave Maria" de Franz Schubert. Después de la experiencia los asistentes salieron a enfrentarse de nuevo a la fría noche.

SRB