Molotov lleva su música a Europa

La banda toca en Alemania, Bélgica, Suiza, Países Bajos y Polonia, sin que el idioma sea impedimento para ganar seguidores.
Molotov en el Revolution Fest
Molotov. (Jorge Vázquez )

Ciudad de México

Molotov ya no se preocupa por la frontera del idioma, pues ha conseguido transmitir al público europeo, que no habla el mismo lenguaje, los mensajes de sus canciones.

La agrupación mexicana se encuentra en estos momentos en Europa como parte de la celebración de su 20 aniversario, la cual arrancó el pasado 30 de junio en España; la banda ha ofrecido siete conciertos de los 28 que prevé realizar.

"Teníamos un rato que no hacíamos fechas por acá, contentos de estar celebrando por todos lados el 20 aniversario de la banda y seguimos preguntándonos cómo le hicimos para estar tanto tiempo juntos", subrayó Paco Ayala en entrevista con Notimex, antes de tocar en Polonia.

Han pasado cuatro años desde que la banda visitó el viejo mundo, y su aniversario les dio el pretexto para no sólo estar en Europa, sino también visitar gran parte de Estados Unidos y hacer conciertos en países sudamericanos, como Perú, Chile, Bolivia, Brasil, Argentina y Paraguay.

Fue en 1997 cuando Tito Fuentes, Miky Huidobro, Paco Ayala y Randy Ebright formaron Molotov, agrupación que causó controversia con la salida de su álbum "¿Dónde jugarán las niñas?" en el que además de contener lenguaje explícito, había crítica social.

"Siempre se han dicho groserías, cuando vas al futbol, la lucha o en el Metro las escuchas, antes existía en la música tropical, y ya había un tipo de diseño y estilo de música, lo veías en muchos lados y no estaba censurado.

"Pero cuando salió el disco había un tipo de censura absurda, no sabíamos que iba a generar tantos problemas de lenguaje, era el mensaje el que estábamos tratando de transmitir, ahora no sé si haya cambiado mucho, ahora vemos otro tipo de represión", indicó el bajista.

La banda ha logrado mantener esa línea con la que se han caracterizado en sus producciones discográficas, tales como "Apocalypshit", "Dance and dense denso" y "Agua maldita" su más reciente disco.

Su peso en la historia nacional le ha abierto a la banda las puertas para tocar en países como Alemania, Bélgica, Suiza, Países Bajos y Polonia, sin que el idioma sea el impedimento para conectar con sus seguidores.

"Eso mismo nos pasaba cuando en los 80 y 90 no podíamos entender todo lo que nos llegaba era en inglés pero nos gustaban tanto las canciones que sólo las tarareábamos.

"Ahora hay un boom y todo es al revés, mucha gente escucha a las bandas que hablan en español y buscan más información de artistas latinos, si no entienden las letras no importa, porque también les gusta cómo suena", subrayó.

Después de visitar Europa, la agrupación dará su primer concierto en el Palacio de los Deportes el 9 de septiembre, y espera tener material discográfico nuevo para "cerrar con broche de oro" su celebración.

"Tenemos tocadas hasta fin de año, no vamos a descansar, pero sí tenemos algunos temas sueltos que podemos usar para un nuevo álbum", indicó.