Un león, tiburones y muchos atuendos

Katy Perry disfrutará como pocas estrellas su actuación en el Super Bowl; adelantó muchos detalles de su "show" y asegura que tendrá nuevos invitados.
Aseguró que provocará una gran diversión para el público.
Aseguró que provocará una gran diversión para el público. (AP y EFE)

Enviado, Phoenix, Arizona

Katy Perry está lista para la presentación más grande de su carrera, pueden ser solo 12 minutos y medio, pero está consciente de que tendrá una audiencia de más de 100 millones de personas, con la que va a “divertirse”.

La cantante está empapada del tema del Super Bowl, donde aparecerá como estrella del espectáculo de medio tiempo. Pero no fue solo en su atuendo, con balones de futbol americano en su vestido, aretes, collar y uñas, sino que soltó un par de bromas referentes al partido ante los cientos de reporteros que se dieron cita en la conferencia en el Centro de Convenciones de Phoenix.

Se burló del escándalo de los Patriotas de Nueva Inglaterra con sus presuntos balones desinflados al declarar: “Solo puedo decirles que nada en mi actuación estará desinflado” y más adelante volvió a mostrar que ha seguido la cobertura del partido al responder: “Solo estoy aquí para que no me multen”, haciendo mofa de Marshawn Lynch, el corredor de Seattle que ha decidido no hablar con los medios de comunicación.

Perry adelantó que su espectáculo será apoyado con gráficos que se proyectarán en una pantalla del tamaño del campo de futbol americano y en cuanto a la innovación aseguró que será “la primera en la historia del Super Bowl en traer un león y tiburones vivos al escenario” e interpretará solo temas que han llegado al número uno de popularidad.

Reveló que tendrá otra invitada “especial” además de Lenny Kravitz, pero no se aventuró a decir el número de cambios que tendrá en los ambientes que generará en el escenario: “Si tengo 12 minutos y medio quiero poder mostrar algunos looks diferentes, sé que incluso hay apuestas, no quiero echar a perder la sorpresa y no creo en las apuestas, pero esto es muy emocionante. Será muy colorido, saben que siempre pueden contar con que será colorido, y traje a uno de mis diseñadores favoritos, Jeremy Scott, que trabajará conmigo en los atuendos”.

Ante la gran expectativa del evento, y sabiendo que llegará a un público diferente al que la ha seguido en los 108 shows consecutivos de su gira actual, se mostró segura de que aportará “humor, mi increíble felicidad y mis canciones que son como himnos; creo que toda la gente podrá sonreír al mismo tiempo y eso generará una energía increíble”.