Les inyecta de su ‘sangre’

PXNDX volvió a reencontrarse con sus admiradores regiomontanos que se dieron cita en la Arena Monterrey para ser partícipes de su nueva gira.
Los rockeros casi no entablaron comunicación con sus fans.
Los rockeros casi no entablaron comunicación con sus fans. (Jorge López)

Monterrey

Como si les hubieran inyectado nueva “Sangre”, así es como retornó a la ciudad de Monterrey el grupo de rock regio PXNDX.

La noche de ayer la banda ofreció un concierto titulado Sangre Fría en la Arena Monterrey, donde la agrupación integrada por Pepe Madero, Ricky Treviño, Arturo Arredondo y Jorge Vázquez “Kross” demostró una nueva esencia en el escenario, la cual tenía tiempo sin verse.

Fue en punto de las 21:00 cuando las luces del lugar de apagaron, provocando una locura colectiva.

Gritos, silbidos y mucha emoción se dejaron sentir al ver entrar a cada uno de los integrantes del grupo al escenario, mientras que al sonido de sus guitarras daban paso al tema “Saludos desde Turquía”, tercer sencillo de su reciente producción musical.

Una producción sencilla pero vistosa, con la que PXNDX vuelve a sus inicios fue la que enmarcó el show.

Una gigantesca lona blanca con el nombre del grupo y dibujos como los del último material, además una buena sincronización de luces convirtieron la velada en una experiencia inolvidable.

“Saco roto y clavel blanco”, “Cita en el quirófano”, continuaron en la selección de temas que la banda ofreció para complacer a todos sus fanáticos, mientras ellos de pie desgarraban sus gargantas coreando cada uno de las canciones.

Como es costumbre de los integrantes de PXNDX, interactuaron poco de manera verbal con el público, y sólo se limitaron a consentirlos con una selección de sus 10 producciones musicales.

“En el Vaticano”, “Envejecido en el barril de roble” y “10 AM” continuaron en el set list, pero fue al llegar el tema “Sólo a terceros”, cuando los ánimos se volvieron a prender.

A pesar que todos los temas eran cantados por los jóvenes, sus clásicos éxitos resultaron los más ovacionados.

En la noche, Pepe confirmó que vuelve locas a sus fans, pues cada acción era seguida por un grito de las chicas, un claro ejemplo fue cuando dejó su guitarra para tomar el piano y tocar “Claro que no”.

Los asistentes que en su mayoría eran chicos entre 15 a 25 años y vestidos de playeras negras se mantuvieron de pie durante todo el concierto, algunos con sus celulares tomando fotos o videos.

“Buenas noches, bella ciudad de Monterrey, somos PXNDX, gracias por estar presenciando este concierto con nosotros”, fueron las primeras palabras que entablaron en medio del tema “Enfermedad en casa”.

Las complacencias continuaron con “Promesas / Decepciones”, “Hasta el final”, “Los Malaventurados no lloran” y “Feliz cumpleaños”, que formaron parte del final de la velada.

Pero fue al interpretar “Narcisista por excelencia” y “Disculpa los malos pensamientos”, cuando la banda se despidió justo cuando el concierto se encontraba en su clímax.

El público les pidió a gritos que regresaran al escenario, y lo hicieron para complacerlos con ocho temas más, entre ellos “Sangre fría”, “Ya no jalaba”, “Cuando no es como debiera de ser” y “Procedimientos para llegar a un común acuerdo”, y con este tema dijeron adiós a sus admiradores.

:CLAVES

GRAN NOCHE

PXNDX se presentó con gran éxito en la Arena Monterrey.

Los temas más solicitados son sus éxitos pasados.

La agrupación intentó despedirse, pero el público los regresó para que les interpretara ocho temas más.

PXNDX no necesitó de una gran producción para conquistar a sus fans.