Obama, el presidente al que le gusta el rap

Los intérpretes más reconocidos del hip hop mencionaron que gracias a Barack Obama, la relación entre la política y este género musical aumentó durante su mandato. 

Atlanta

Barack Obama es el primer presidente afroamericano de Estados Unidos, pero también puede decirse que ha sido el primer comandante en jefe del hip hop de la nación.

Obama acogió este género más que cualquier otro de sus antecesores. Se ha referido a letras de Jay Z y Kanye West en sus discursos, lanzó listas de música que incluyeron a raperos como Chance the Rapper y Lil Wayne, y en un evento en la Casa Blanca bailó al ritmo de "Hotline Bling" de Drake.

TE RECOMENDAMOS: Drake, el favorito del año en Apple Music

En un concierto recientemente televisado en celebración de la inauguración del Museo Nacional de Historia y Cultura Afroestadunidense, se le ve rapeando mientras ve a Chuck D de Public Enemy interpretar "Fight the Power".

Ice Cube llamó a Obama una anomalía.

"Probablemente pase mucho tiempo antes de que veamos a otro presidente hacer cosas como estas", dijo el reconocido rapero. "Fue como un asunto de 'ahora o nunca'''.

A lo largo de su mandato, que termina cuando el presidente electo Donald Trump sea juramentado mañana, Obama allanó el camino para que varios astros del rap entraran a la Casa Blanca para discusiones políticas e interpretaciones musicales.

Los conciertos en la Casa Blanca se han realizado desde los 1800, cuando el presidente John Adams fue su primer habitante. Unos pocos raperos, como Run-DMC, visitaron la mansión para conocer a distintos mandatarios a través de los años, pero la administración de Obama les dio un papel prominente.

En el 2011, Common recitó poesía en un evento en la Casa Blanca, aunque la actuación de Big Sean en 2014 es considerada por algunos la primera verdadera interpretación de rap ahí, cuando acompañó a Ariana Grande en el tema "Right There".

Desde entonces, un aluvión de raperos se han subido al escenario de la residencia presidencial, incluidos Wale y Kendrick Lamar, a quien Obama ha alabado a menudo (citó "How Much a Dollar Cost" de Lamar, de su disco "To Pimp a Butterfly", como su canción favorita de 2015).

En noviembre, BET saludó a los Obama con un concierto tachonado de estrellas que celebró una mezcla de música góspel, R&B y rap; el presidente y la primera dama, Michelle Obama, bailaron jubilosamente mientras De La Soul rapeaba su clásico "Me Myself and I". A principios de este mes, artistas de hip hop como Wale, Chance the Rapper y J. Cole participaron en otro concierto privado de despedida en la Casa Blanca.

Obama sostuvo fichas mientras el creador de "Hamilton" Lin-Manuel Miranda improvisaba un rap en el área del Jardín de las Rosas de la Casa Blanca. La señora Obama llegó incluso a interpretar un rap cómico con el otro astro de "Saturday Night Live" Jay Pharoah para promover iniciativas universitarias. (El presidente nunca ha tratado de rapear públicamente. "Una cosa que no puedo hacer es rapear. Me gusta el rap pero no puedo rapear", admitió una vez).

"El hip hop no hace daño a nadie", dijo Nas, quien ha visitado la Casa Blanca. "Ayuda a la gente. Algunas de las personas más amables del mundo son artistas de hip hop. (Obama) lo respeta, le encanta, es parte de su mundo. Él es hip hop. Es un admirador del hip hop y eso lo hace cercano, lo hace real".

El año pasado, Obama invitó a varios raperos — entre ellos Nicki Minaj, Rick Ross y Ludacris — a la Casa Blanca para discutir distintas maneras de continuar la iniciativa My Brother's Keeper (que busca reducir el alto índice de desempleo entre las minorías) e incentivar una reforma a la justicia en Estados Unidos.

"Fue una reunión de mentes", dijo Ludacris, a quien Obama criticó una vez por su canción de tema político "Politics" en 2008. "Eso fue extremadamente importante para el hip hop, porque nos está dando una voz. Ha hecho un trabajo maravilloso apoyando el hip hop y ciertas artes, diciendo continuamente que debemos dar mensajes positivos. Pienso que él ha hecho suficiente. Hemos progresado".

TE RECOMENDAMOS: Drake es lo más escuchado de Spotify en 2016

Ahora, varios raperos están rindiendo homenaje a Obama. Lamar dijo que el hip hop le debe a Obama cierta gratitud por darles a artistas de rap la oportunidad de visitar la Casa Blanca. Chance the Rapper se unió al actor Kenan Thompson para saludar al mandatario en el tema navideño "Jingle Barack" en "Saturday Night Live" el mes pasado.

DJ Khaled dijo que estuvo honrado de visitar la Casa Blanca para la iniciativa My Brother's Keeper junto a otros intérpretes de rap.

"Obama siempre representa al hip hop de muchas maneras", dijo Khaled. "Su playlist es hip hop. Yo he estado en la Casa Blanca. Yo soy hip hop. Fue una gran clave para mí. Él representa todas las culturas. Eso es lo que se supone que un presidente debe hacer".


DAPR