Los Dragones se divierten

Los Muppets, Britney Spears, alcohólicos de casino y hasta desmayos en el escenario son parte de una conversación cualquiera con los señores de la éxitosa agrupación.

México

Una banda que nace y crece en Las Vegas, Nevada, tiene mucha competencia. Desde la señora que le grita a la maquinita para que le dé dinero hasta los megaconciertos en las arenas de los hoteles. Por eso los Imagine Dragons aseguran que aprendieron cómo hacerse notar. Pero después de dos discos de estudio y un gran éxito mundial, sentarse a platicar con ellos sigue siendo una experiencia grata, sencilla y, en momentos, hilarante.

 “Hacíamos shows de seis horas todo el tiempo”, recuerda Dan Reynolds, el vocalista. “Cuando empezábamos como banda, tocábamos nuestra propia música los fines de semana, pero para que nos alcanzara el dinero también hacíamos shows que eran 50 por ciento canciones originales y 50 por ciento cóvers. Y sí, hubo una vez que me desmayé en el escenario y me caí en las percusiones. Pero terminamos la canción y eso es lo único que importa”.

Y claro que había que saberlo. Ahora que el mundo hace covers de canciones que ellos han puesto en el mapa como “Demons” o “It’s Time”, el bajista Ben McKee nos confiesa lo que hacían esos primeros años. “Hicimos cóvers de todo el mundo. Hicimos cóvers desde los Rolling Stones hasta los Beatles. Bob Marley y hasta Britney Spears se acabaron metiendo por ahí. Básicamente cualquier cosa que un grupo de alcohólicos podría cantar a las cuatro de la mañana en un casino en Las Vegas”.

Después de la risa inevitable por los que nos pudimos (o no) identificar con la descripción de su público en esos tiempos, el guitarrista Wayne Sermon nos explicó: “Definitivamente no seríamos quienes somos si fuéramos de cualquier otra ciudad. Es así de simple. La mayoría de las bandas van a NY o a LA a buscar su historia y creo que hay tanta saturación que no hubiera estado bien para nosotros, tocar en los lounge de los casinos todas esas horas en el escenario como banda. Toda esa energía y electricidad en la ciudad nos funcionaba”.

Respecto al video más surrealista de los que han hecho,  Daniel Platzman nos explicó por qué poner juguetes esponjaditos a luchar a muerte en un remedo de peleas de gallos. “Simplemente somos grandes fans de los Labyrinth y los Muppets, y esos Muppets medio macabros que surgen. Y hubo la oportunidad de hacer lo último que cualquiera pudiera esperar. Con una canción como “Radioactive”, cuando sacamos el video mucha gente ya la había escuchado, y creo que muchos tenían una imagen en su mente de un asunto desolado, apocalíptico y radiactivo y nosotros no queríamos recrear lo que ya habían creado todos en su mente, queríamos sorprender a la gente”.

Y vaya que lo hicieron. Cuando les dije que muchos pensaban que ese era un video activista terminaron la frase… “Sí, de los derechos de los animales… ¡de peluche! Y de los Muppets. Han abusado de los Muppets demasiado tiempo y nos da mucho gusto saber que pronto tendrán un nuevo show y creemos que en gran parte es gracias a nuestro video”, concluyó Dan provocando la risa de todos los presentes.

• • •

Cantan su amor por México

Después de conquistar el festival Pa’l Norte, Imagine Dragons llegó al DF para emanar desde sus entrañas altas dosis de energía y amor hacia México durante su presentación en el Palacio de los Deportes.

El grupo salió después de escuchar el estruendo de 16 mil 800 personas, según organizadores, que se emocionaban al verlos pisar el escenario y enloquecieron cuando “Shots”, primer tema del show, sonó con poderosas percusiones.

“Los extrañamos, México”, dijo Dan Reynolds, vocalista de la banda, en su primera de muchas intervenciones.

Después de “Trouble”, el cantante saludó en español para que todos pudieran unirse a la fiesta de sonidos que apenas comenzaba. “Hola, mis amigos, mi familia. Los amamos. Amo esta ciudad”, dijo, para continuar con “It’s Time”, y luego bajar y tomar una bandera mexicana.

El cóver de Alphaville, “Forever Young”, continuó con el espectáculo, al igual que “Smoke And Mirrors”, de su álbum homónimo, mientras que “Polaroid” y el tema “I’m So Sorry” hicieron que todos se pararan de sus asientos.

Hasta el cierre de esta edición, faltaba al menos una hora más del concierto que iba en ascenso de emociones, mientras el grupo interpretaba “Cielito lindo”.

Iván Castañeda/México

• • •