Nada detiene a seguidoras de Justin Bieber en México

La desilusión de no ver al cantante afuera de su hotel no rindió a las fans, que esperaron hasta el último momento para verlo.

México

La pasión que Justin Bieber genera entre sus seguidoras no tiene límites, por lo menos así lo dejaron ver las cientos de chicas que, durante los dos últimos días, se reunieron a las afueras del hotel W de Polanco, donde se hospedaba el cantante, con la única intención de verlo a la distancia; eso era de valor para las beliebers, a quienes poco les importó faltar a clases, dormir en la calle, o enfrentar el frío y lluvia.

Al igual que el primer día, durante las primeras horas de este martes un grupo de jovencitas levantaba su casa de campaña ubicada frente al hotel donde se hospedaba Justin, al tiempo que otras chicas se aproximaban al lugar para tomar las primeras posiciones frente a las vallas de seguridad y ver con mayor claridad a su ídolo en caso de que se asomara por una de las terrazas.

“Llevamos durmiendo en esta casita desde el domingo, unas llegaron primero y otras después. No nos conocíamos todas, pero Justin tienen esa magia, él nos unió”, dijo Tania, una de las pocas beliebers que salió de su casa desde hace un par de días y con la idea de no volver sin antes ver a su ídolo.

Alrededor de las siete de la mañana había apenas una decena, pero para las tres de la tarde la cifra superaba las 800 personas, la mayoría vestida en color morado y blanco.

Aproximadamente a las 14:00 horas el staff del hotel colocó el cable de un micrófono y un par de bocinas: era la señal que cientos de chicas esperaban, “ahora sí va a salir”, repetían sin poder creer su suerte, sobre todo aquellas que no consiguieron boleto para ninguno de los dos conciertos que ofreció Justin en este país.

“Queremos a Justin, queremos a Justin, queremos a Justin”, repetían sin cesar cientos de chicas que, desde hace dos días, esperaban ansiosas que el cantante saliera por el balcón para apreciar sus muestras de cariño, y es que los ánimos no se apagaban ni con las inclemencias del tiempo, en todo momento echaban porras, cantaban sus éxitos y uno que otro tema como “Cielito lindo”.

El cielo comenzaba a nublarse y los vendedores ambulantes no desperdiciaron la ocasión para comenzar la venta de impermeables. Eran las 16:00 horas cuando una leve lluvia comenzó a dar las primeras señales de tormenta.

Tres camionetas express van salieron del estacionamiento custodiadas por policías, posiblemente en una de ellas viajaba Justin Bieber, pero “la esperanza muere al último”, dijo Ximena. 

Claves

La fans

- El los vendedores ambulantes habían aumentado el segundo día, entre ellos los que ofrecían botas, tacos, refrescos, impermeables y recuerdos.

- Algunas de las fanáticas portaban uniforme escolar, muestra de que al término de clases corrieron al encuentro con su ídolo.

- Los cuerpos policiacos de la capital del país no abandonaron las vallas de seguridad, aún cuando las fanáticas partieron seguían vigilando.