Bowie tuvo solo tres meses para despedirse

"The Last Five Years" devela momentos clave de su vida, entre ellos que supo que su cáncer era terminal mientras grababa “Lazarus”.
El artista se involucró en el cine y la tv.
El artista se involucró en el cine y la tv. (Especial)

México

Hace medio siglo el mundo musical vio nacer a David Bowie, uno de sus más grandes exponentes. Era 1967 cuando con apenas 20 años y un disco homónimo daba las primeras muestras del camaleón en que se convertiría poco tiempo después, cuando se apoderó de la década de los 70 con su extravagancia y peculiar voz.

Con su muerte, el pasado 10 de enero, Bowie ocupó su lugar en la historia y Ziggy Stardust (su álter ego) volvió a su planeta de origen, no sin antes deleitar a sus fans con una última mutación, pues dos días antes de su partida, el intérprete celebró su cumpleaños 69 con el lanzamiento de Blackstar. Hoy El Camaleón cumpliría 70 años.

Era lunes, cuando se dio a conocer la muerte de David mediante un mensaje publicado en sus redes sociales oficiales, ese día se dispararon las ventas de Blackstar y el álbum ocupó el primer sitio en las descargas digitales.

En su formato vinilo, el material rompió récord de ventas en la historia del Reino Unido, con 54 mil copias en 2016.

La BBC lanzará el documental que ha preparado desde hace casi un año, titulado David Bowie: The Last Five Years, donde devela momentos clave de su vida, entre ellos destaca que el cantante supo que su cáncer era terminal solo tres meses antes de morir.

Según se informó, el filme que se transmite hoy a las 21:00 horas mostrará que Bowie supo que su enfermedad no  tenía vuelta atrás mientras grababa el videoclip de de “Lazarus”.

“Supe al final de la semana de grabación que él se había enterado de que todo había terminado”, declaró para el documental Johan Renck, director del video musical, quien además desmiente las especulaciones de que la temática visual en “Lazarus”, donde se ve al músico en un hospital con la piel pálida y vendajes en los ojos, se remite eventualmente a su enfermedad.

“Para mí tiene que ver con el aspecto bíblico, con el hombre que volvería a renacer, y no tiene nada que ver con su enfermedad”, señala en el filme dirigido por Francis Whately, donde entrevistó a conocidos del cantante respecto a sus dos últimas producciones The Next Day y Blackstar.

Much Music también realizó tributo al ídolo de generaciones con un especial titulado Números Uno David Bowie, donde se realizó un recorrido por los éxitos musicales del intérprete y su paso por el séptimo arte.

Si bien la mayor parte de su éxito radica en la magia de su música, El Camaleón gozaba de inventarse nuevas pieles frente a la cámara, como sucedió en películas como El hombre que cayó a la tierra (1976), donde se convirtió en el extraterrestre Thomas Jerome Newton; Laberinto (1986), en la que  protagonizó a un excéntrico mago, y Bob Esponja (2007), donde prestó su voz a Lord Royal Highness.