Wisin y Prince Royce calentaron a más de 17 mil jaliscienses

Candela, efectos especiales y movimientos sensuales ofrecieron ambos cantantes durante dos horas y media en el Auditorio Benito Juárez.

Guadalajara

Elevaron la temperatura Wisin y Prince Royce durante el concierto que ofrecieron anoche en el foro del Auditorio Benito Juárez, sede de las Fiestas de Octubre en su edición 49.

Más de 17 mil personas corearon, brincaron y bailaron al ritmo de reggaeton y la bachata. Ambos artistas ofrecieron en sus shows efectos especiales de lanza llamas, humo y lluvia de papeles acompañados de músicos tocando en vivo.

Las admiradoras se rindieron ante sus ídolos: Levantaron pancartas, globos, lanzaron flores y prendas íntimas. 

Además de cantar, mantuvieron comunicación con los asistentes, Prince se bajó del escenario y cuando se colocó a un costado provocó que las jóvenes, en el intento de tocarlo, doblaran un tubo.

El espacio del foro fue insuficiente, decenas de personas tuvieron que conformarse con ver el espectáculo de los artistas en la gran pantalla colocada en la explanada.  

El primero en pisar el escenario fue Wisin, quien durante una hora derrochó energía y motivó al perreo. Acompañado de cuatro  bailarines (dos mujeres y dos hombres) ejecutó sensuales coreografías al ritmo del reggateon.

Arrancó con “Vida la vida”, “Heavy heavy”, “Mírala bien”, “Pam pam”, “Tu no estás bailando”, “Rakata” y “Noches de sexo”.

Wisin tomó con respeto la bandera de México y se la colocó en la espalda. También paró el concierto debido a que observó a una chica que se desmayó y dijo: “Esto es más importante que el concierto”. Pidió al público que abriera paso para que saliera la chica, por su reacción los asistentes gritaron “Wisin, Wisin” y explicó que tiene una hija y no le gustaría que la pasara mal.

Durante su turno, el cantante pidió “bullas”, agradeció la oportunidad de mostrar su música ante un público que brincó y cantó con sus temas. Invitó al escenario a Oneill para ofrecer “Huy huy” y con Gocho “Si te digo la verdad”.

Además mencionó que se sentía orgulloso de ser boricua y dijo: “Vamos a hacer historia aquí”, y pidió que brincaran mientras interpretaba “Adrenalina”. Con una pequeña cámara grabó la reacción de su público.

Después de una pausa por el cambio de instrumentos, salió Prince Royce a las 21:45 horas entre un grito ensordecedor de sus fanáticas mientras interpretaba “Kiss, kiss”, “Te robaré” y “Te me vas”.

“Buenas noches, qué público tan bonito y con tanta energía… No se escucha Guadalajara”, expresó Prince Royce para motivar a sus fanáticos.

Sentado en las escalinatas interpretó “Nada” mientras cientos de celulares iluminaban el recinto.

Junto a la imagen de Thalía, que se proyectó en la pantalla, cantó “Te perdiste mi amor”.

Uno de los momentos más candentes fue cuando invitó a subir al escenario a una chava para cantarle al oído “Incondicional”. El cantante tomó  la bandera de México en “Ven conmigo” y se despidió con “Darte un beso”, junto a un gran coro, ya que en la pantalla se mostró la letra de la canción.

La fiesta concluyó a las 23:02 horas con un “Gracias México” y una lluvia de papeles que colorearon el recinto.