Vuelven a amar a La Guzmán

La rockera regresó a la perla tapatía y conquistó con su carisma y talento a 6,500 personas que acudieron al Auditorio Telmex, a presenciar su espectáculo denominado Primera Fila
La multitud recibió a la cantante de pie con gritos y sonrisas
La multitud recibió a la cantante de pie con gritos y sonrisas (Cortesía Auditorio Telmex)

Guadalajara

Primera Fila es el título de la gira con la que Alejandra Guzmán regresó anoche a la Perla Tapatía y de primer nivel fue el espectáculo que ofreció ante las más de 6,500 personas que acudieron a verla al Auditorio Telmex. Puntual a la cita vistiendo de rojo sensualidad  y carisma y con evidente hambre de aplausos, La Guzmán abrió la noche con pandero en mano a ritmo de "Ladrones". La multitud la recibió de pie con gritos y sonrisas, agrado con el que también recibieron otros temas como "Mírala míralo", "Ven", "Toda la mitad" y "Dime de verdad". 

Visiblemente contenta y agradecida con sus fieles, en más de algún momento se sinceró y externó emociones a través de palabras como "después de 19 operaciones y con una placa de titanio en mi cadera, sigo aquí frente a ustedes", palabras que el público premió con aplausos y porras.

En otro momento, antes de entregar su exitoso tema "Volverte a amar" habló sobre la importancia del amor propio, "si no tienen novio o novia, no importa, ámense a ustedes mismos". Durante el show de dos horas de duración hubo sorpresas. Además de saludar a la rockera tapatía Kenny Avilés (Kenny y los Eléctricos ) , quien fuera  su mentora y quien estaba en primera fila entre el público, Alejandra Guzmán tuvo como invitados sorpresa, primero a Margarita la Diosa de la Cumbia y después al dueto pop Río Roma. Con la primera entregó el tema "Yo no soy de nadie" y con los hermanos cantautores ofreció "Día de suerte", una de las más coreadas de la noche. 

Realizó dos cambios de vestuario y la energía que antes solía desbocar con las dotes de bailarina que ahora se le dificultan por prevención médica, la vertió duplicando su entrega vocal y ejecutando algunos instrumentos como un tambor y una batería. Todo eso con el aval de un público que durante buena parte del show se mantuvo en pie. 

Otras canciones que le hicieron la noche a muchos fueron "Eternamente bella" con arreglos de bossa nova, "Y la ciudad ardió", "Un grito en la noche", "Quítatelo" y "Mi peor error", entre otras.  

La hija de Silvia Pinal y Enrique Guzmán cerró su gran noche tapatía y cantando “Hacer el amor con otro”.  Su público le despidió con placentera ovación.