El Vive… roquero, grupero y hasta sonidero

Con una inversión de 10 mdd, la cita musical crece; los grupos fundadores aplauden su diversificación.

México

Quince años después, el Festival Vive Latino llega mutado y diversificado, pues además de ofrecer grupos de rock de potencia mundial, como Nine Inch Nails y Arcade Fire, ha sabido introducir otros ritmos, como el grupero y el sonidero, derribando barreras.

“En nuestro país es muy común marcar a quién le pertenece este evento, este restaurante, esta discoteca. El Vive no es naco, ni fresa, simplemente es un festival al que podemos ir todo tipo de personas”, comentó en entrevista Jordi Puig, fundador y director del Festival Vive Latino, que comienza hoy.

El organizador indicó que esta conglomeración de sonidos se ha podido dar gracias a la digitalización, ya que la música deja de separarse en géneros, como comúnmente se clasifica en las tiendas de discos y fluye en un mismo camino que llega a exponer gustos culposos.

“Las plataformas digitales se han encargado de sacar esos gustos que tenemos todos. Es muy difícil pensar que solo te guste un tipo de música, a quien le gusta la música, le gusta la buena música y puede ser de cualquier género”, dijo Puig, quien también ha sabido potencializar en ganancias este tipo de inclusiones, como el caso de Los Ángeles Azules.

Y si bien estas decisiones crean polémica, finalmente son aceptadas por el público, el cual al pasar de los años crece en grupos y producción. “Sentimos que uno tiene que crecer como un asterisco, tenemos que crecer a todos los polos, si no sería un poco injusto”, apuntó.

Para esta edición que por primera vez será de cuatro días, el Festival Vive Latino tiene una inversión récord de 10 millones de dólares, al contar con más de 150 bandas, ubicadas en siete escenarios diferentes.

“Para que un festival sobreviva y pueda reinventarse tiene que ser sano financieramente y se oye sencillo, pero se necesita comprar bien y producir a un precio justo. Si el Vive Latino hubiera comprado el equivalente a Arcade Fire hace 15 años no hubiera funcionado”, recalcó.

Los roqueros que fundaron el Festival Vive Latino en 1998, como Molotov, Control Machete, Ely Guerra, La Ley y Los Tres aplauden esta diversificación de bandas.

“Me fascina, tenía que haber ocurrido hacía mucho, pero en la naturaleza del proyecto se fue dando orgánicamente. Honestamente, es de las festividades que celebro, porque, sin duda, nosotros siempre hemos hecho esta clase de crossover”, expresó Ely Guerra.

Por su parte, Molotov dijo que grupos como Los Tigres del Norte “son unos chingones” y lo único que se necesita para estar en el festival es “tener actitud”, mientras que Los Tres se declararon fanáticos de la música popular mexicana.

Por su parte, Mauricio Clavería, de La Ley, apuntó que “estuvimos en el 98 y es muy emocionante ver cómo ha evolucionado el festival, sentimos que nuestro reencuentro en México tenía que ser en esta plataforma”.

Control Machete resalta esta inclusión y destaca que ellos mismos han promovido la mezcla de géneros, como lo demostraron el año pasado cuando se subieron al escenario con Celso Piña. 

Claves

Producción

- Mil 200 personas trabajan para el montaje.

- 220 bocinas se distribuyen en todos los escenarios.

- 120 tráileres transportan toda la producción.

- 64 horas son las que se requieren para alzar los escenarios.