Viniles recobran interés de los cantantes

Leonel García, Natalia Lafourcade, Aleks Syntek, Molotov y Jumbo, entre otros, coincidieron en su deseo de reproducir su música en tornamesa.

México

Ante el regreso del vinil, grupos como Molotov y Jumbo, y cantantes mexicanos, entre los que destacan Leonel  García, Julieta Venegas y Aleks Syntek, tienen interés en reeditar sus discos en formato de acetato, pues son fanáticos de esta manera de reproducción y consideran que tiene una mejor calidad de sonido.

No obstante, reconocieron que aún es complicado incursionar en esta forma de venta, pues las disqueras están poco interesadas en maquilar esas producciones que han tenido un resurgimiento, sobretodo en Estados Unidos.

“Me parece que los viniles es la manera de vender discos ahora, pero acá no lo hemos implementado. A las compañías no les interesa porque no vendes nada y no se le ha dado promoción al formato en Latinoamérica. En Estados Unidos como que ha revivido, pero las plataformas donde rentas la música es donde terminas por escuchar todas las canciones, entonces se vuelve muy difícil”, dijo Leonel García.

Natalia Lafourcade, quien recién presentó Hasta la raíz, también dijo que le gustaría sacar un vinil porque valora mucho el trabajo completo que se hace para presentar un álbum, y aunque está en pláticas para que salga a la luz, aún no es algo concreto: “Estamos en eso, es probable que sí tengamos vinil… pienso que este disco nos puede traer sorpresas. Quiero dejar que el disco marque su propio camino”, indicó.

Pocos músicos han logrado lanzar a la venta un LP como lo hizo Aleks Syntek, cuando estrenó Lecciones de vuelo (2007), que salió con un tiraje limitado, debido a que los ejecutivos se negaban: “Lo analizamos tras un estudio de marketing y la respuesta era obsoleta; sin embargo, el artista tiene la última palabra ante esta posibilidad. Insistí tanto a la disquera que me cumplió el capricho”, mencionó.

Los grupos de rock han tenido una ligera apertura a este formato, como es el caso de Molotov, Jumbo, La Gusana Ciega y Panteón Rococó, quienes tienen en las tiendas sus viniles.

 “Fue la primera vez que sacamos un vinil, y como que va agarrando auge, pero definitivamente no es ahorita lo que más se venda. A nosotros simplemente nos emociona tener el arte, nos gusta mucho y creo que los fans lo agradecen”, expresó Flip Tamez, de Jumbo.

Para Paco Ayala, de Molotov, “el formato del vinil nos encanta porque es toda una experiencia de quitarle el celofán, ponerlo en una tornamesa y escucharlo. Es para verdaderos melómanos”.

La realidad

El público que es fanático de los acetatos en México es muy de nicho y aunque hay tiendas especializadas de viniles, éstas escasean.

El precio por un acetato puede promediar entre 350 y 3 mil pesos, dependiendo si es una edición especial.

En tiendas como MixUp y otras independientes; como La Roma Records, predominan acetatos de grupos extranjeros que sí han logrado reeditar sus producciones.

En cifras de la Amprofon (Asociación Mexicana de Producciones de Fonógramas), la venta de viniles en 2014 representó solo el 1 por ciento del mercado.