Travis ablanda corazones en concierto

La agrupación escocesa no mermó en entregarse a sus fans y salió victorioso de su presentación en el Pepsi Center WTC.

México

Travis es el tipo de bandas que sale del estereotipo, no se cansan de tocar, hay una camaradería entre amigos en el escenario y sus sentimientos los exponen hacia afuera, pues disfruta ver a sus seguidores, les habla de tú a tú y les ablanda el corazón a través de sus canciones.

La banda escocesa liderada por Francis Healy lo volvió a hacer en México, y aunque no pasó mucho tiempo para que regresaran, el pretexto de su nuevo disco 'Everything at Once' funcionó para el reencuentro.

El sencillo del mismo nombre del álbum inició con un concierto minimalista en el que los protagonistas eran la lírica, las guitarras, los embates, las melodías, las voces, los músicos reflejando sus sombras ante luces tenues.

'Sing' y 'Selfish Jean' continuaron para ganarse la atención de todos los que se integraban a una marea de manos y brazos que iban de derecha a izquierda acompañando los temas.

Francis, Andy Dunlop, Dougie Payne y Neil Primrose sencillamente se asombraban, tomaban un trago entre canción y canción y se secaban el sudor con toallas. Sus más de 20 años de carrera se exponían con la sobriedad que plasmaban en canciones como 'Writing yo Reach You' y 'As You Are'.

'Driftwood', 'Animals' siguieron y hubo una pausa para dedicar a los fans más jóvenes la canción 'My Eyes'. También se hizo otro espacio para que Francis dijera antes de tocar '3 Miles High', que necesitamos desconectarnos de los celulares y apegarnos más a los que queremos.

Él mismo lo predicaba en cada paso o movimiento que daba y cuando tocó el turno de 'Where you Stand' fue con el público para ser cargado por los hombros de un fan.

Los corazones latieron más rápido con 'Re offender' o 'Closer', que claman a los amores viejos y los temas más antaños como 'All I Want To Do Is Rock' servían como una máquina del tiempo.

'Flowers in the window', 'Magnificent time' y 'Why does it always rain on me?' fueron la última parte, para finalmente rematar con 'Happy'.