The Who salda su deuda

La espera terminó y la banda británica provocó la euforia entre más de 18 mil seguidores, quienes de principio a fin disfrutaron el primer espectáculo que presentó en México.

México

La espera terminó. The Who estuvo por primera vez en México y su enorme trascendencia como uno de los mejores grupos en la historia del rock fue constatada y replicada ante 18 mil 500 asistentes que atestiguaron fuerza y entrega en su concierto en el Palacio de los Deportes.

Pasaron décadas, más de cinco, pero sus fanáticos, todos, les aplaudieron, gritaron y  veneraron. “Guarden la calma, aquí viene The Who”, se leyó en la pantalla segundos antes de que salieran al escenario, que para entonces era un delirio.

La banda celebra con esta gira 54 años de existencia; Simon Townshend fue quien abrió el concierto de anoche.

Roger Daltrey y Pete Townshend, en compañía de Zak Starkey en la batería y Pino Palladino en el bajo, ahí estaban, jugueteando a guitarrazos y a microfonazos.

“I Can’t Explain” fue la primera en explotar. Algunos levantaban los brazos y brincaban, pero otros aguardaban sentados solo para escucharlos. La mezcolanza de generaciones se amalgamaba con cada riff.

Los septuagenarios siguieron con “The Seeker” para los que añoraban los viejos temas que escuchaban en vinil, aunque después tocaron “Who are You?”, famosa por la serie CSI para las nuevas generaciones.

“The kids Are Alright” llegó de una manera que revivió las viejas y nuevas glorias, y fue el preámbulo para que interactuarán por primera vez con el público que escuchaba con atención.

“No trataré de hablar en español, pero los amamos. Es grandioso estar en Ciudad de México. Perdón por estar hasta ahora, nos sentimos muy bienvenidos”, mencionó el líder de la banda.

Ellos rebasan las cinco décadas y como The Rolling Stones tienen almas que no envejecen. “I Can See For Miles”, fue una prueba, “My Generation”, uno de sus himnos, la otra.  La banda no tiene un final. Sus instantes gloriosos continúan y las vivencias también.

Con “Behind Blue Eyes”, “Bargain” y “Join Together” repetían la osadía que una semana antes habían hecho en el festival Desert Trip, junto a sus contemporáneos como Roger Waters.

No dejaron nada a la imaginación. Con “You Better You Bet” apostaron y ganaron a su público a pesar de la ausencia de décadas.

 “5:15”, “I’m One” y “The Rock” llegaron para sellarse en la memoria colectiva de todos en un concierto que siempre fue en ascenso. “Amazing Journey”, Increíble Viaje en español, podría describir lo que fue su concierto, que faltaba por terminar con sus más grandes clásicos como “Baba O’Riley” y “Won’t Get Fooled Again”. 

CLAVES

SUS PASOS

The Who saldó su deuda de estar en escenarios mexicanos, tras haber cancelado hace nueve años una presentación.

La semana pasada el grupo estuvo como uno de los estelares del festival Desert Trip, en Indio, California.

En 1962 se fundó la agrupación con el nombre de The Detours; sin embargo, posteriormente cambiaron al actual, con el que son internacionalmente conocidos.