The Kills hace vibrar a los capitalinos

Durante la visita a México de The Kills, Jamie Hince aprovechó para dedicar uno de los temas del concierto a su esposa, la modelo Kate Moss.
La potencia musical contagió a los asistentes.
La potencia musical contagió a los asistentes. (Twitter Ocesa Rock)

México

La agrupación The Kills hizo vibrar al José Cuervo Salón, donde el británico Jamie Hince le dedicó un tema a su esposa, la top model Kate Moss.

Cerca de las 21:30 horas, Alison Mosshart apareció en escena para interpretar la canción "M.e.x.i.co." en versión acústica a lado de Jamie, quien animó a los asistentes a través de aplausos. Fue así, que las guitarras de los intérpretes se unieron para dar paso a "U.R.A. Fever".

Con una iluminación que viajó por los colores rojo, azul y verde, el dueto contagió su fuerza musical a sus fans, quienes interpretaron a todo pulmón cada una de las canciones de la banda. Mosshart comenzó a retar al público con su mirada en "Heart Is a Beating Drum".

"¡Gracias!", exclamó la cantautora en español, lo que provocó la emoción que se desbordó en el José Cuervo. Fue el momento en el que su expresión facial comenzó a cambiar para seducir con sus movimientos y su habilidad con la guitarra eléctrica, que se convirtió en su fiel compañera en temas de su última producción discográfica 'Blood Pressures'.

Al concluir el tema "DNA", Jamie aprovechó el momento de silencio que surgió en el escenario: "Quiero dedicar este tema a mi esposa (Kate Moss)", momento en el que cerró los ojos para interpretar "Baby Say".

El rostro del británico mostró una satisfacción al provocar la conexión del tema con sus seguidores y se colocó al filo del escenario, donde se sentó e hizo cómplice a los jóvenes, en su mayoría de 20 años, para tocar las últimas notas cerca de ellos. Hince aprovechó para lanzar algunos besos al aire.

Llegó el momento de Mosshart para exponer su corazón con el tema "Black Balloon" en el que reflejó una mirada dulce. En esta interpretación, estuvo acompañada por los aplausos de sus fans.

El ritmo de la noche continuó con temas como: "Cheap and Cheerful", "Tape Song" y la tercera visita de The Kills a nuestro país pareció concluir con el tema "Monkey 23"; fue así que Alison Mosshart y Jamie Hince se abrazaron para salir de escena.

Gracias al entusiasmo de los asistentes, el dueto regresó con uno de sus temas más sonados "No Wow", las guitarras en compañía de las percusiones alcanzaron su máximo sonido con canciones como "Sour Cherry" y "Last Day of Magic".

Sin embargo, el final del concierto tuvo un sentimiento de melancolía con el tema "The Last Goodbye", con el cual la voz de Alison Mosshart y la de sus se convirtieron en una, así se despidieron.