Taylor Swift abandona Spotify

Después de que en una divertida carta el servicio de música en 'streaming' pidiera a la cantante que no se retirará, Taylor no ha hecho ningún comentario hasta el momento.
La cantante recientemente estrenó su álbum 1989.
La cantante recientemente estrenó su álbum 1989. (AP)

Nueva York

Taylor Swift, cuyo último álbum "1989" va en camino de convertirse en uno de los más vendidos en años, abandonó a Spotify, en un duro golpe al servicio de música en línea.

Spotify antes ofrecía casi todo el catálogo de la rubia sensación del pop-country estadunidense, pero a partir del lunes solo puede reproducir algunos de sus trabajos, como por ejemplo la banda de sonido de 'Los juegos del hambre'.

Spotify escribió una despechada pero humorística entrada en su blog, en la que intenta hacer recapacitar a la cantautora recordándole que casi 16 millones de usuarios han reproducido un tema suyo en el último mes.

"Taylor, los dos éramos jóvenes cuando te vi por primera vez, pero ahora somos más de 40 millones los que queremos que te quedes, te quedes, te quedes", escribió el servicio de música por suscripción, imitando las letras de Swift. "Es una historia de amor, baby, solo di que sí, di que sí".

La firma sueca Spotify y otros servicios rivales como Pandora, Grooveshark o Beats Music son la pesadilla de muchos artistas y casas disqueras, según las cuales estas radios por suscripción pagan poco y desalientan la venta de discos.

En su blog, Spotify aseguró que devuelve cerca del 70% de sus ganancias a la industria musical.

"Creemos que los fans deberían poder escuchar música donde quieran y como quieran, y que los artistas tienen todo el derecho de que les paguen por su trabajo y de protegerse de la piratería", añadió.

Si bien la medida de Swift fue un poco más extrema, en general los artistas suelen postergar la transmisión en línea de sus nuevas producciones para no desestimular las ventas.

Swift no ofreció comentarios por el momento, pero Scott Borchetta, jefe de su casa disquera Big Machine Records, dijo el año pasado a la revista Billboard que los servicios de música en "streaming" son parte de "una continua carrera por caer a lo más bajo" de la música.

"1989", el quinto álbum de Swift estrenado la semana pasada, se sumerge firmemente en el mundo del pop (la artista era antes más conocida como cantante country) y se predice que gozará de las mejores ventas de 2014, e incluso de los próximos años.