Slash prefiere hacer música a la antigua

El guitarrista lanza su reciente sencillo “World On Fire” y se pronuncia a favor del formato físico; se estrena como productor de cine.
Tras ser un consagrado en la música, Slash comienza su carrera de productor de cine con su compañía Slasher.
Tras ser un consagrado en la música, Slash comienza su carrera de productor de cine con su compañía Slasher. (Especial)

Ciudad de México

Mientras fue parte de la formación original de Guns N’ Roses, Slash vivió una etapa en la música donde las compañías disqueras mandaban, donde se entregaban discos de diamante por más de un millón de copias vendidas y en la cual se firmaban contratos millonarios, escenario perfecto para que los roqueros se convirtieran en estrellas.

Ahora, su nuevo sencillo “World On Fire” fue presentado a través de plataformas como YouTube, mismo espacio donde el guitarrista ha lanzado algunos videos (Ask Slash), con los cuales interactúa con sus fanáticos. El músico no se cierra a las nuevas formas para difundir la música, pero  se pronuncia a favor del formato físico a la hora de producir.

“Puedo hacer música a la antigua o de la nueva manera, pero amo el disco en su forma física, pienso que nada puede vencer a eso. Ahora con la era digital, la música se ha vuelto muy desechable, solo se trata de un click y no tiene ninguna personalidad. Por eso seguiré lanzando música en formato físico, ya sea en vinilo o en CD. Y también están todos esos fans que los compran, porque ellos aún creen en el empaque y todas esas cosas”, dijo Slash a ¡hey! en su visita a nuestro país.

Tras ser un consagrado en la música, Slash comienza su carrera de productor de cine con su compañía Slasher, y el 26 de junio estrena en México el largometraje de horror El llanto del diablo. El músico tiene muy clara la principal diferencia entre ambos mundos, que para él coinciden en el apartado creativo.

“El negocio de las películas es muy, muy lento. Todo se mueve tan lento como un caracol hasta que se comienza a gastar el dinero y eso ocurre al momento. La principal diferencia es que en el cine todo se divide en muchas partes. Con la música básicamente puedo hacerlo todo con la banda, un manager, el productor musical y estás listo. Con las películas tienes al estudio, inversionistas, otros productores, el elenco, el equipo y es un animal distinto”, explicó el guitarrista, luciendo el cabello alborotado y los lentes oscuros que lo caracterizan.

Sobre el cine de terror, Slash considera La profecía como su película favorita del género,  “creo que es una de las películas de terror más redondas, una gran historia, si una película fuera mi modelo a seguir, creo que es esa”. Además se dice fanático de Guillermo del Toro, “amo su trabajo, es realmente bueno”, y decidió comenzar esta nueva faceta gracias a su conocimiento sobre la sangre en pantalla.

“Fue hace un par de años. Otro productor que sabía de mi fascinación sobre el cine de terror se me acercó, y yo tenía muy clara la idea de qué me gustaba y qué no en el género y me dijo: ‘Deberías ser productor’, así que me envió algunos de los guiones y comenzamos de ahí”, expresó el ídolo del rock que también musicalizó El llanto del diablo. 

Claves

Prepara nueva cinta

- Después de El llanto del diablo, la productora Slasher ya tiene un nuevo proyecto, la cinta Cut Throats Nine, remake de la cinta española de 1972 Condenados a vivir, un western con altas dosis de sangre. Por el momento se encuentra buscando al elenco y ya tiene confirmados a los actores Mads Mikkelsen y Harvey Keitel.