Sin Bandera triunfa en su reencuentro

Tras ocho años de separación como dueto, mostró su romanticismo a través de temas clásicos y otros de su más reciente disco.
Leonel García y Noel Schajris.
Leonel García y Noel Schajris. (Luis Ortiz)

México

El Auditorio Nacional fue sede del reencuentro de la agrupación Sin Bandera, quienes ante más 10 mil espectadores crearon una noche llena de recuerdos y nostalgia, y a través de sus canciones llevaron el romance hasta la cima.

A las 20:30 horas las luces del Coloso de Reforma se apagaron, y en el escenario aparecieron Leonel García y Noel Schajris interpretando “Una última vez”,  que también es el título de la gira del rencuentro.

“Qué buen sábado, estamos muy emocionados; gracias por estar aquí con nosotros, este será un recuerdo inolvidable en nuestras vidas y que comience la noche”, fueron las palabras de bienvenida que le dedicó al público Leonel García.

Minutos después apareció Noel en el piano, para interpretar juntos  “Y más te amo” y “Esta no” de su actual EP, pero conforme transcurría la noche una serie de éxitos fueron recordados como “Amor real”, “Te vi venir” y “Kilómetros”, entre otras.

“Es un sueño poder estar aquí de nuevo, probablemente es la cosa más hermosa que nos puede pasar,  ya extrañábamos este escenario, pero más que nada extrañábamos verlos, es un placer enorme poder cantar frente a ustedes”, mencionó Noel Shajris mientras se acercaba a las butacas para saludar.

Tras un rato de tranquilidad, llegó la parte de baile, con su tan recordado tema “Sirena”, canción que hizo que el público se parara de las butacas y se moviera al ritmo de la melodía; su set se torno más alegre y no dudaron en sacar su lado más sexy con algunos pasos coreográficos mientras interpretaban “Junto a ti”.

“Cómo me gustaría que esta noche fuera eterna”, expresó Leonel, mientras se acomodaba en el escenario para interpretar los temas finales.

“Mientes tan bien” y “Que lloro” fueron las canciones que interpretaron para terminar la velada,  momento que se convirtió en el más emotivo de la noche, por los recuerdos de aquella época.

Por 90 minutos, el dúo emocionó a su público, quien a gritos pedía el tema “Entra en mi vida”, petición que fue tomada como la canción con finalizaron la romántica noche.